Inicio / Curiosidades / ¿Qué pasó en el circuito de Le Mans en 1966?
¿Qué pasó en el circuito de Le Mans en 1966?

¿Qué pasó en el circuito de Le Mans en 1966?


Las 24 Horas de Le Mans es, sin duda, una de las competiciones automovilísticas con más tradición y reconocimiento internacional. Sin embargo, un año está especialmente grabado en la historia. ¿Qué pasó en 1966?

Lo cierto es que dicho año sorprendió a muchos por su devenir. En primer lugar, porque es el primer año tras la última victoria de Ferrari, que hasta el momento había establecido una hegemonía de años. Pero también por ser la primera edición en la que se produce una victoria por parte del Ford GT40.

Ford llegaba a Le Mans como favorita y alternativa a Ferrari por primera vez. La marca italiana se encontraba en un claro declive, que se trasladaba por primera vez a unos rendimientos deportivos más pobres de lo habitual. En ese contexto, Henry Ford II decidió redoblar su apuesta y llegó a Le Mans con ocho unidades del nuevo GT40 MKII, una versión radicalmente diferente del modelo con el que contaba hasta entonces, con un motor V8 de siete litros muy rápido pero, hasta el momento, poco fiable.

Le Mans 1966

Ford contaba en sus filas con el piloto de pruebas de Shelby, Ken Miles, que había logrado importantes victorias tanto en las 24 horas de Daytona como en las 12 de Sebring. Pero el destino no le permitiría alcanzar la conocida “Triple Crown” de resistencia.

Ferrari intentó, a lo largo de toda la carrera, seguir el ritmo de los nuevos Ford, aunque sus esfuerzos llevaron a una auténtica debacle de los italianos, cuyos coches fueron sufriendo todo tipo de incidentes que acabaron con todas sus unidades fuera de carrera.

Ya sin competencia real -solo los cuatro Porsche 906/6 Carrera 6 continuaban en carrera, aunque a un ritmo muy inferior-, estaba claro que Ford se haría con la victoria en esta competición, lo que supondría su estreno en el cajón más alto de Le Mans.

Le Mans 1966

Después del último paso por boxes, el coche de Denny Hulme y Ken Miles lideraba la prueba, seguido de la unidad pilotada por Chris Amon y Bruce McLaren. Pero Ford no calculó un error que, finalmente, decidiría la carrera. McLaren no midió correctamente la distancia que le separaba respecto al coche que, entonces, lideraba la carrera, por lo que entró en paralelo en la meta respecto a él.

Al tratarse de una situación prácticamente inédita, los jueces de competición decidieron aplicar un peculiar recurso para determinar quién era el ganador de la prueba. En Le Mans, el ganador es quien recorre una mayor distancia en el tiempo establecido, por lo que se determinó que el coche 2, pilotado por McLaren, había recorrido 8 metros más en el mismo tiempo, por lo que fue declarado ganador.

Hoy en día, Le Mans continúa siendo una de las competiciones preferidas por los amantes del automovilismo… aunque sigue decidiéndose por vueltas en 24 horas. ¿Volverá a ocurrir, en algún momento, una situación parecida a la de 1966?

Te puede interesar

¿Por qué los Fórmula 1 no tienen parabrisas?

¿Por qué los Fórmula 1 no tienen parabrisas?

Aunque en los coches de producción nadie duda de la importancia de contar con un …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies