Inicio / Noticias / Así son los últimos métodos de robo de coches detectados por la Guardia Civil

Así son los últimos métodos de robo de coches detectados por la Guardia Civil

Hace unos días la Guardia Civil detuvo a varias personas por robar coches de alta gama. Los ladrones son cada vez más sofisticados. Así son los últimos métodos de robo de coches detectados por la Guardia Civil

 

A finales de agosto la Guardia Civil detuvo a un grupo de personas acusadas de robar vehículos. Los robos de vehículos, de alta gama, se hacían a la carta. Así son los últimos métodos de robo de coches detectados por la Guardia Civil.

El modus operandi era el siguiente. Cuando los detenidos recibían el pedido de los vehículos a sustraer, marca y modelo, los supuestos delincuentes se disponían a localizarlos en las urbanizaciones más elitistas del país. Una vez encontrados, les instalaban un dispositivo de geolocalización, GPS. De esta forma podían conocer la rutina del propietario, controlar el vehículo y elegir el mejor momento perfecto para sustraerlo.

Tras un tiempo no muy largo se decidían a robar el vehículo. Para ello se servían de varios dispositivos tanto electrónicos como mecánicos como inhibidores de frecuencia y sistemas de apertura que inutilizaban los sistemas de alarma de los vehículos.

Tras robar el vehículo, lo estacionaban en una ubicación que iban cambiando. Esto se denomina como “periodo de enfriamiento”. De esta forma se aseguraban de que no disponía de sistema de localización por parte del propietario. Tras este periodo, el vehículo era depositado en un garaje “seguro” y se comenzaba a realizarle diferentes modificaciones para poder venderlo en el mercado ilícito internacional. Las modificaciones incluían matrículas dobladas, documentación falsa de acuerdo con las nuevas placas y nuevas llaves de apertura del vehículo con nuevo código con el anagrama de la marca.

 

Cada vez más sofisticados

Si algo queda de manifiesto en las últimas operaciones de la Guardia Civil es la mayor sofisticación de las bandas de robo de coches. A medida que los coches se vuelven más tecnológicos los ladrones también lo hacen. De hecho la Guardia Civil intervino en esta operación, aparte de placas de matrícula dobladas y documentación falsa un arsenal tecnológico. Varios dispositivos electrónicos utilizados para el robo, teléfonos móviles, dispositivos de geolocalización y detectores de dispositivos de geolocalización. También consolas de programación y conectores OBD, inhibidores de frecuencia y tarjetas SIM con identidades ficticias, entre otras cosas.

En otra operación llevada a cabo en el mes de julio, la Guardia Civil detuvo a una organización delictiva que robaba vehículos para su venta en otros países. El grupo criminal , “altamente especializado”, utilizaba «material electrónico destinado a detectar y perturbar las vigilancias policiales, tales como cámaras de grabación discreta o detectores e inhibidores de dispositivos GPS”, indican desde la Guardia Civil.

Esta alta especialización y su gran conocimiento en el uso y manejo de dispositivos electrónicos informáticos hacía que fueran capaces de robar los vehículos en escasos minutos sin forzarlos. Valiéndose de una herramienta informática artesanal, dotada de un software malicioso que permitía burlar las medidas de seguridad electrónicas instaladas por el fabricante. Los ladrones eran capaces no solo de cambiar los registros físicos del coche como el número de bastidor o sino también de falsificar todos sus elementos identificativos electrónicos, cambiando los números de registro grabados en la Unidad de Control Electrónico, para poder pasar favorablemente una inspección para su matriculación en otros países.

Te puede interesar

Así es el sistema de visión nocturna que trabaja con la pupila del conductor

Reducir los deslumbramientos y mejorar la visión nocturna es el objetivo del último proyecto de …