Inicio / Noticias / Así son los radares térmicos y así multan

Así son los radares térmicos y así multan

A los radares de onda, los láser, los de helicóptero, Pegasus, y los de tramo que utiliza la DGT se podría unir próximamente un nuevo tipo de radar. Así son los radares térmicos y así multan.

 

La ciudad francesa de Lyon va a contar próximamente en pruebas con radares térmicos antes de que finalice el año. Y probablemente más ciudades lo vayan incorporando. Este tipo de dispositivos además podrán hacer fotos a quienes infrinjan las normas. Pero cómo son los radares térmicos y cómo multan.

Para empezar los radares térmicos son dispositivos capaces de detectar el calor emitido de los ocupantes de un vehículo. Su uso está pensado principalmente para controlar los carriles de vehículos de alta ocupación, tipo BUS-VAO, que cuentan con unas normas específicas en cuanto a ocupantes de los mismos. Como sabemos, según la Ley para poder circular por estos deben ir dos ocupantes en cada vehículo. Además en caso de infracción, el radar puede tomar una foto y multar posteriormente. No es la primera vez que hemos visto a algunos conductores con una muñeca o un bebé de juguete simulando ir acompañado para poder circular por ellos. Recordemos que la multa por hacerlo son 200 euros.

Estos radares emplean radiación infrarroja que procesa una imagen visible que se llama termograma y se representa por una escala de colores donde el azul y los tonos oscuros señalan temperaturas más frías y el rojo/naranja, temperaturas más altas. Utilizando sensores térmicos detectan la presencia humana, incluso aunque el vehículo tenga cristales tintados. Las dudas persisten según señalan desde Francia en el control de los bebes colocados en el asiento a contramarcha ubicado en las plazas traseras. Tienen un error menor del 4 por ciento.

Los radares térmicos también pueden tener otros usos. Muchas veces ayudan a las autoridades en situaciones de emergencia o de baja visibilidad. En caso de siniestro pueden ayudar a localizar víctimas. Pero su uso principal es vigilar el número de conductores que circulan por los carriles de alta ocupación.

Como decimos, de momento está en pruebas en Francia pero la DGT podría implantarlo más adelante.

Te puede interesar

Las multas de tráfico más caras que nos pueden poner

La Ley de Seguridad Vial castiga determinadas actitudes de los conductores de forma muy dura. …