Publicado el: 1 septiembre de 2017

Cómo evitar la fatiga al volante

peque fatigaConducir, aunque a la gran mayoría le resulte agradable, no es una tarea sencilla y menos aún cuando se trata de trayectos largos, en donde uno ha de encontrarse con infinitas carreteras, con el lento paso del tiempo y las ganas de llegar al destino.

La fatiga, junto con el sueño, es uno de los principales enemigos de los conductores. De hecho, estar durante cuatro horas conduciendo supone una reducción del 75% del tiempo de reacción.

Por ello, ALD Automotive quiere mostrar, una vez más, su total compromiso con la seguridad vial aportando una serie de consejos con los que evitar y/o vencer la fatiga.

–          Antes de iniciar un viaje largo, el conductor debe estar descansado, así como también las personas que lo acompañan.

–          Se recomienda evitar en los trayectos la denominada ‘hora gris’, es decir, al amanecer y al atardecer.

–          Realizar paradas cada 2 horas o 200 kilómetros y caminar 15 minutos.

–          Se debe ventilar el coche cada 45 minutos para renovar el aire y mantener una temperatura agradable, entre los 21 y los 24 grados.

–          La hidratación es otro de los factores a tener en cuenta. La escasez de líquidos en el organismo disminuye la capacidad para prestar atención, por lo que se debe de llevar una botella de agua fresca o un refresco en el coche.

–          Uso de gafas de sol contribuye a reducir el cansancio visual derivado de la sobreexposición a los cambios de luz.

–          Romper la monotonía al volante. Escuchar música o mantener una conversación ayudan a hacer el viaje más llevadero.

–          En el caso de que se presenten indicios de fatiga es recomendable parar, caminar, mojarse la cara y, si es preciso, tomarse unos buenos minutos para dormitar y retomar la marcha.

También existen condiciones externas que influyen de forma determinante en la fatiga del conductor, por ejemplo, estar al volante bajo una lluvia abundante implica una concentración mucho mayor, por lo que tenderá a cansarte antes. Otro de los enemigos, es el efecto conocido como ‘hipnosis de la carretera’, un fenómeno que se produce cuando el conductor viaja sin darse cuenta de lo que está haciendo porque ‘está pensando en otra cosa’. Un problema muy frecuente en autovías y autopistas debido a la monotonía que presenta la vía.

Para ALD Automotive lo fundamental es la seguridad e integridad de las personas, la fatiga tiene como resultado la disminución de la concentración al volante y la reducción del campo visual del conductor por lo que aconsejamos que, ante el más mínimo indicio de cansancio o somnolencia, se detenga el viaje y se descanse el tiempo suficiente antes de reiniciar la marcha.