Inicio / Noticias / Ecologia / Skoda empieza a fabricar componentes para los coches eléctricos del Grupo Volkswagen
Skoda empieza a fabricar componentes para los coches eléctricos del Grupo Volkswagen

Skoda empieza a fabricar componentes para los coches eléctricos del Grupo Volkswagen

La fábrica checa de Mladá Boleslav, perteneciente a Skoda, ha comenzado a fabricar los primeros componentes para los coches eléctricos que ensamblará el Grupo Volkswagen para todas sus marcas.

Así, será la marca checa la encargada de fabricar las baterías de tracción de alto voltaje para los híbridos enchufables que utilicen la plataforma MQB del Grupo Volkswagen.

Michael Oeljeklaus, responsable de Producción y Logística del Comité Ejecutivo de Skoda, recuerda que “en noviembre de 2017, el Grupo Volkswagen decidió encargar a Skoda Auto la producción de componentes eléctricos para coches híbridos enchufables – una inmensa muestra de confianza. Desde entonces, hemos adoptado las medidas necesarias y ejecutado el proyecto de forma rigurosa. Las baterías de alto voltaje, hechas en Mladá Boleslav, son una prueba de nuestra excelente experiencia técnica y el resultado de un notable trabajo de equipo por parte de todos los empleados de Skoda implicados”.

Estas nuevas baterías servirán para suministrar la energía eléctrica a los híbridos enchufables del Grupo Volkswagen que estén basados en la plataforma MQB, como por ejemplo, el nuevo Skoda Superb.

La marca ha invertido más de 25 millones de euros en las líneas de producción de estas baterías, después de que hace ya dos años, comenzase a preparar la planta de Mladá Boleslav para la fabricación de componentes eléctricos. Así, a lo largo de los próximos años, Skoda tiene previsto incrementar su capacidad de producción inicial por encima de las 150.000 unidades anuales.

En la actualidad, cerca de 200 empleados trabajan, de forma directa o indirecta, en la producción de componentes eléctricos para el Grupo Volkswagen en esta planta. Los sistemas de baterías no sólo son ensamblados en esta línea de producción, sino que también se ponen a prueba y son cargados antes de ser instalados en los vehículos.

Además de los empleados humanos, esta planta cuenta con 13 robots del modelo KUKA, que son capaces de cargar entre 210 y 500 kg. La mayoría de ellos se utilizan para el transporte de materiales especialmente pesados o voluminosos, como los módulos de batería en su llegada a la línea de montaje, pero otros se dedican al montaje rápido de los módulos de batería o la cubierta, que tiene 39 tornillos, usando un elevador mecánico y una pinza de tornillo automática.

Te puede interesar

Opel lanzará 8 modelos electrificados antes de 2021

Opel lanzará 8 modelos electrificados antes de 2021

La marca alemana, aunque perteneciente al Grupo PSA Opel ha anunciado su intención de continuar …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies