Inicio / Coches / Clásicos / Seat 600, el coche que motorizó España
Seat 600_1957
Seat 600 de 1957.

Seat 600, el coche que motorizó España

Poco más de 600 kg de peso; 3,47 metros de largo, y una potencia de 21,5 CV que permitían llegar a 95 km/h. El Seat 600 es, sin duda, el vehículo más importante en la historia del automóvil de España, no tanto por sus habilidades mecánicas sino por lo que significó para miles de conductores que descubrieron una independencia que, hasta el momento, sólo podían imaginar.
En la España de 1957, la gran mayoría de la población no podía acceder a uno de esos vehículos que, llegados del extranjero, suponían una inversión desorbitada. El transporte, en este sentido, pasaba en exclusiva por rudimentarias motocicletas que no permitían grandes excesos. Pero en el verano de 1957, la historia del automóvil daría un vuelco con la salida de la fábrica de la Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT) de un pequeño vehículo fabricado bajo licencia de FIAT cuyo precio, 65.000 pesetas (apenas 390 euros actuales), resultaba más accesible para la clase media.

Seat 600 ambiente
El Seat 600 fue precursosr del “dominguerismo”.

Más demanda que producción

Esa unidad, fabricada el 27 de junio de dicho año, abría la puerta de la historia… y del mito, ya que la demanda de ese pequeño “pelotilla”, como se le llamaba popularmente, sobrepasó ampliamente las expectativas de la marca española, que pronto vio cómo la lista de espera para hacerse con una de sus unidades crecía de manera exponencial, llegando a ser incluso de años. Sólo aquellos con contactos en la fábrica, con cantidades ingentes de dinero o con conocidos entre las autoridades podían acceder a uno sin esperar riguroso turno.
El salto histórico era un hecho. Ahora, los padres de familia podían presumir de tener un vehículo en el que llevar a su prole a la playa, por ejemplo, en interminables jornadas de viaje que ahora difícilmente se justificarían. Pero la libertad de movimientos merecía la pena.
La primera generación del 600 se caracterizaba por contar con intermitentes delanteros sobre las aletas, y por la ausencia de los ya característicos topes de goma en el parachoques. Pero en 1958 se introdujeron las primeras modificaciones en esta serie, al colocar los mandos de los intermitentes y de las luces en la columna de dirección. Ese mismo año se estrenaba también el Seat 600 descapotable, con neumáticos de banda blanca, y una lista de espera muy inferior a lo habitual.
Como curiosidad, los 600 contaban con una caja de herramientas de 13 piezas, además de un completo manual que facilitaba que cualquier aficionado a la mecánica pudiese efectuar todo tipo de reparaciones sin pasar por el taller.
Cerca de 795.000 unidades después, con variantes descapotables, con aspecto de furgoneta, e incluso con cuatro puertas (más conocido como Seat 800), la última unidad de este histórico vehículo salía de fábrica un 3 de agosto de 1973. Aunque hoy en día, las pocas unidades que permanecen intactas son auténticas piezas de colección por las que se pueden llegar a pagar cantidades estratosféricas.

Lineaproduccion_600
Línea de producción del Seat 600 en 1957.

Fotos del Seat 600

Te puede interesar

Así es el I-Pace, el primer vehículo eléctrico de Jaguar

La firma británica Jaguar ha dado un paso adelante para intentar ocupar una posición predominante …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies