Inicio / Noticias / Así se debe retirar el hielo del parabrisas después de una helada
Así se debe retirar el hielo del parabrisas después de una helada

Así se debe retirar el hielo del parabrisas después de una helada

La llegada de un frente frío a la Península Ibérica conlleva, además de una considerable bajada en las temperaturas, la aparición de hielo en los parabrisas de aquellos coches que pasen la noche aparcados en la calle, perjudicando a la visibilidad de los conductores si no se retira correctamente antes de iniciar la marcha.

El 90% de la información que recibe un conductor al ponerse al volante procede de la vista. Por este motivo, con la llegada frentes fríos que conlleven la aparición de nieblas, lluvias o nevadas frecuentes, es importante mantener en perfecto estado el parabrisas y las escobillas que lo limpian.

Unos limpiaparabrisas en mal estado pueden provocar franjas o superficies veladas en el campo de visión al accionarlos, con la consiguiente merma en la visión. Por ello, es más que recomendable sustituirlos, como mínimo, una vez al año si antes no han presentado deficiencias. Para conservarlos en el mejor estado posible si el coche pasa las noches a la intemperie, es aconsejable levantarlos o bien colocar un cartón entre ellos y la luna del vehículo. También hay que valorar la posibilidad de incluir, en el depósito del limpiaparabrisas, líquidos que cuenten con tratamientos repelentes de insectos y líquidos, y nunca agua para evitar que se congelen los manguitos y se obstruyan los pulverizadores a bajas temperaturas.

Siempre hay que proceder a retirar el hielo del parabrisas antes de emprender la marcha, y no esperar a que se derrita accionando la calefacción y los limpiaparabrisas. Además, descongelar el parabrisas utilizando agua muy caliente o con el aire de la calefacción a temperatura elevada puede contribuir a dañar la luna e incluso romperla por completo por el brusco cambio de temperatura, peligro que aumenta exponencialmente si la luna ha sufrido algún impacto previo.

En todo caso, es aconsejable utilizar una rasqueta de plástico para retirar las primeras capas de hielo, o rociar el cristal con alcohol para acelerar su descomposición. Además, no se debe accionar el limpiaparabrisas cuando el cristal está helado, ya que podría dañar la superficie de las escobillas.

Te puede interesar

Uno de cada cinco coches nuevos matriculados, en renting

Uno de cada cinco coches nuevos matriculados, en renting

El renting continúa creciendo en España a un ritmo sostenido, tanto como para que esta …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies