Inicio / Reportajes / Automóvil / Las restricciones de tráfico más importantes en Europa de cara a los viajes de verano

Las restricciones de tráfico más importantes en Europa de cara a los viajes de verano

Coincidiendo el comienzo de la “Operación Salida”, millones de españoles buscarán sus destinos vacacionales viajando con sus vehículos. En algunos casos, encontrarán sus destinos fuera de España, por lo que es importante conocer qué restricciones al tráfico pueden encontrar a su llegada a algunos de los destinos europeos más importantes, o al alquilar algún vehículo para sus desplazamientos.

Cada vez son más las ciudades europeas que optan por instaurar zonas de bajas emisiones (LEZ en inglés: Low Emission Zone), en las que se restringe el acceso a sus almendras centrales a los vehículos más contaminantes. De hecho, según la Unión Europea, ya son más de 220 ciudades europeas las que ya han implantado estas restricciones.

Bruselas, zona de bajas emisiones

Bruselas

La capital de Bélgica cuenta, desde el pasado 1 de enero de 2018, con una zona de bajas emisiones que abarca 161 km2, es decir, toda la ciudad. A lo largo de este año, sólo se prohibirá la entrada a esta LEZ a los vehículos diésel homologados bajo la normativa Euro 1, esto es, los matriculados con anterioridad a 1997, aunque esta normativa se irá endureciendo gradualmente hasta llegar al año 2025, cuando no podrán acceder a la ciudad los diésel Euro 6 y los vehículos de gasolina Euro 3 y posteriores.

Según la normativa de la capital belga, durante los nueve primeros meses de implantación sólo se envía una notificación al propietario del vehículo infractor, aunque pasado este tiempo, la sanción podría ascender hasta los 350 euros.

Londres, la pionera

Londres tráfico

La capital inglesa fue la primera ciudad europea en implantar el cobro de una tarifa por acceder a lo que se conoce como el “Central London” en el año 2003. Esta tarifa, denominada “Congestion Charge”, se cobra a cada vehículo que accede a la zona delimitada, de 7,5 km2, de lunes a viernes de 7:00 a 18:00 h. Así, cada vehículo debe abonar 11,5 libras por cada día (13,15 euros), si no quiere sufrir una sanción que puede alcanzar las 160 libras (183 euros). Para facilitar la operación de abono de esta tarifa, los conductores pueden hacerla efectiva por adelantado en el Ayuntamiento londinense o por Internet.

Además de la Congestion Charge, el ayuntamiento londinense implantó, el pasado mes de octubre, una tarifa adicional, la T-Charge. Se trata de una tarifa diaria de 10 libras (11,44 euros) para los vehículos impulsados por gasolina o diésel que no cumplan la normativa Euro 4 –es decir, los anteriores a 2006—. A partir del próximo 8 de abril de 2019, esta tarifa será sustituida por la Ultra Low Emission Zone, que supondrá una tasa de 12,5 libras diarias (14,3 euros), que también se sumará a la Congestion Charge y que se abonará al acceder al Central London por parte de los turismos gasolina que no cumplan la Euro 4 y los diésel que no estén homologados bajo la normativa Euro 6.

Las restricciones de París

Paris trafico

El consistorio de la capital francesa prohibió, en el año 2015, la circulación en la ciudad a los camiones y autobuses anteriores a 2001. Un año después hizo lo mismo con turismos anteriores a 1997 y con las motos anteriores a 1999, que no pueden circular por la capital durante los días laborables en un horario que va desde las 8:00 a las 20:00h.

Además, en 2016 fue la primera ciudad francesa que exigió, para circular por la Zone á Circulation Reistrente (equivalente a las LEZ), la colocación de un distintivo Crit’Air que clasifica a los vehículos franceses en seis categorías, cada una con un color. Así, desde el 1 de junio de 2017, circular en un vehículo sin este distintivo –es decir, vehículos anteriores a 1997 y camiones y autobuses matriculados antes de 2001—, o hacerlo con uno con el distintivo 5 de lunes a viernes de 8 a 20 horas, se sanciona a partir de 68 euros.

La Umweltone de Berlín

Berlin

La capital alemana instauró, en 2008, una Umweltzone –zona de restricción medioambiental-, que comprende un área central de la ciudad de aproximadamente 88 m2, limitada por la línea que establece el tren circular denominado Ringbahn.

Desde 2010 sólo pueden acceder a esta zona los turismos, autobuses y camiones que cuenten con una pegatina verde; para los vehículos, se otorga a los diésel matriculados después del 1 de enero de 2006, y los gasolina posteriores al 1 de enero de 1993, aunque los vehículos sanitarios y militares quedan exentos a esta restricción. Así, entrar en la Umweltzone con un coche sin distintivo supone una multa de 80 euros.

Restricciones en Roma

Roma tráfico

La capital italiana dispone de una Zona de Tráfico Limitato –ZTL-, que abarca todo el centro histórico. A ella sólo pueden acceder gratis los vehículos de los residentes y de los trabajadores de la zona, así como los vehículos eléctricos. Los vehículos, tanto impulsados por gasolina como por diésel que cumplan la norma Euro 3 –los matriculados a partir de 2000-, pueden solicitar un permiso para circular por la zona, aunque tendrán que abonar una tarifa que parte de los 76 euros anuales.

Además, en Roma existe también un segundo anillo central, el “Anillo ferroviario”, en el que no pueden circular, de lunes a viernes, aquellos automóviles –tanto diésel como gasolina-, que no cumplan la normativa Euro 3 (anteriores a 2000). Un tercer anillo, “Fascia Verde”, no permite la circulación de los diésel que no cumplan la Euro 3, ni los gasolina anteriores a Euro 2 –matriculados antes de 1996-.

Te puede interesar

La importancia del sistema de climatización en el automóvil

El sistema de climatización es uno de los más importantes en cualquier vehículo. El climatizador …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies