Inicio / Reportajes / Automóvil / El Renault 4 «Cuatro Latas» cumple 60 años
El Renault 4 "Cuatro Latas" cumple 60 años

El Renault 4 «Cuatro Latas» cumple 60 años

El Renault 4, también conocido popularmente como “Cuatro Latas”, es uno de los modelos más populares de la historia de la marca francesa. Este modelo cumple 60 años en 2021, momento para recordar su importancia en la automoción europea.

Lo cierto es que el Renault 4 fue todo un éxito, con más de 8 millones de unidades fabricadas -se estima que a nuestro país llegaron aproximadamente 800.000- para más de 100 países y 30 años de presencia en el mercado.

Después de aproximadamente cinco años de desarrollo, el 28 de agosto de 1961 se presentaba en sociedad el nuevo Renault 4. Un modelo que, entonces, destacaba por  hacer uso de las tecnologías más innovadoras presentes en el mercado de aquel entonces. Con 3,6 metros de largo y 1,5 metros de alto, este modelo contaba con espacio para cinco ocupantes y una zona trasera en la que era posible almacenar hasta aproximadamente 1.450 litros. Además, su portón trasero, que ofrecía un gran ángulo de apertura, posibilitaba una accesibilidad trasera por encima de la media.

Pero no era el único detalle por el que llamaba la atención. Este modelo de Renault destacaba por ser el primer modelo compacto desde la II Guerra Mundial en contar con una configuración de motor y tracción delantera, lo que unido a la suspensión delantera independiente, conseguía que este modelo sorprendiese por la maniobrabilidad y precisión en la dirección, algo que serviría como punto de partida para muchos otros modelos de la marca francesa.

El Renault 4 contaba con importantes adelantos, como las rótulas de suspensión estancas, sin engrase, que permitían que el coste del vehículo bajase de una forma radical. También contaba con un circuito de refrigeración cerrado y hermético, que utilizaba un líquido especial capaz de soportar bajas temperaturas. Como no necesitaba, por tanto, utilizar anticongelante, el mantenimiento de líquidos de este modelo solo requería sustituir el aceite.

Este popular modelo llegaba a España en 1963 de la mano de la inauguración de la Factoría de Montaje de Valladolid, donde estuvo en producción hasta el año 1989 en el caso de la versión turismo, y hasta 1991 en el caso de la versión furgoneta. La planta vallisoletana fue, así, responsable del 10% de su fabricación mundial.

Ya en 1964 llegaba al mercado el Renault 4L, en un momento en el que el turismo y el desarrollo económico de la sociedad española comenzaban a tener cierto impulso. Este modelo montaba un motor de gasolina de 845 cc, que desarrollaba una potencia de 30 CV y que era capaz de alcanzar más de 100 km/h.

Sin embargo, más allá de su polivalencia y economía y de sus habilidades como vehículo prácticamente todoterreno, este modelo ganó popularidad en España por su apelativo cariñoso, ya que pronto pasó a ser conocido como “Cuatro Latas”.

Desde ese momento y hasta el final de su producción, el Renault 4 fue evolucionando paulatinamente, dando paso a motorizaciones más modernas y eficientes. El motor C “sierra” de 852 cc y la caja de cambios de cuatro marchas en 1968, o la llegada de nuevas alternativas como el motor de 1.108cc y 38 CV, o los frenos de disco, son solo algunas de las tecnologías que fueron llegando a su producción.

Sin embargo, la introducción de nuevas reglamentaciones medioambientales cada vez más exigentes a partir de enero de 1993 llevó a que la marca decidiese poner fin a su producción., ya que era técnicamente inviable poder introducir nuevos elementos de carácter obligatorio, como el catalizador. Aunque en España dejó de producirse en 1989, la última unidad producida salía de la línea de producción el 3 de diciembre de 1992.

Te puede interesar

75 años de Pegaso

75 años de camiones Pegaso

Uno de los fabricantes de camiones, y en su momento también de automóviles, con más …