Inicio / Noticias / Ecologia / Por qué el AdBlue puede causarte una avería demasiado cara
AdBlue

Por qué el AdBlue puede causarte una avería demasiado cara

Si conduces un diésel moderno, aparte de repostar gasóleo tendrás que añadirle de vez en cuando AdBlue. Su falta te impedirá su utilización pero no revisar el sistema de AdBlue puede generarte una avería demasiado cara.

Los conductores de un vehículo diésel más o menos moderno saben lo que es el AdBlue ya que tienen que añadírselo a su coche de vez en cuando. También saben que no rellenar su depósito cuando se ha agotado impedirá que el vehículo siga funcionando normalmente. Pero lo que a lo mejor no saben es que si no se revisa su sistema, el AdBlue puede causar una avería demasiado cara. Algo así como 1.000 o 2.000 euros, en función del modelo, según la red de talleres Euromaster.

Y es que el AdBlue es muy propenso a solidificarse, algo que puede provocar obstrucciones y el mal funcionamiento de la propia bomba. Verificar a través de la diagnosis que el sistema no presenta fallos, que el depósito no tiene fugas y realizar la limpieza del inyector de AdBlue en el momento de realizar la revisión periódica del vehículo le evitarán muchos problemas.

El AdBlue es un aditivo incorporado en los vehículos diésel a partir de 2014 con el objetivo de reducir emisiones NOx a raíz de la normativa Euro6. Básicamente es una solución química a base de agua y urea, que va directa al sistema de escape de los motores diésel y que al entrar en contacto con los óxidos de nitrógeno NOx en el catalizador reduce las emisiones convirtiéndolo a nitrógeno y agua.

Los coches que lo utilizan avisan de los kilómetros restantes hasta su próximo llenado, generalmente en varias ocasiones. Una vez que se agote, y si hacemos caso omiso, podremos continuar nuestro camino pero el vehículo no nos permitirá arrancarlo la siguiente vez. Este aditivo incoloro lo encontramos habitualmente en gasolineras y estaciones de servicio. El depósito de AdBlue suele estar situado al lado del de gasóleo y su llenado se realiza cada 10.000 o 20.000 kilómetros en función del modelo.

Te puede interesar

reparaciones parabrisa coche

Las reparaciones de parabrisas generan un 70% menos de emisiones de CO2 que una sustitución

ALD Automotive | LeasePlan sella una alianza con Carglass® para promover la reparación de los …