Inicio / Reportajes / Automóvil / Neumáticos todo tiempo, ¿una solución ideal para el otoño?

Neumáticos todo tiempo, ¿una solución ideal para el otoño?

Los neumáticos todo tiempo, o neumáticos 4 estaciones son una alternativa para equipar tu coche durante todo el año. Estos neumáticos se adaptan a todas las condiciones climatológicas.

Con la llegada del invierno y del frío la tarea de conducir se vuelve más complicada. Las carreteras y los caminos presentan dificultades que en otra época del año no nos encontramos.

Los neumáticos todo tiempo son una herramienta que funcionan tanto en verano con altas temperaturas, como en invierno. Aunque es verdad que hay neumáticos adaptados a cada temporada, esta opción te da un equilibrio interesante cuando las condiciones no son extremas.

el dibujo, clave

Estas ruedas poseen un dibujo con grandes ancladas para evacuar el agua cuando el asfalto está mojado. también posee láminas que ayudan al agarre en condiciones de hielo y nieve. Además cuentan con homologación para circular sin cadenas en días de nieve.

Es muy importante que a la hora de cambiar los neumáticos de tu vehículo elijas uno de las mismas dimensiones, y, por lo menos, prestaciones similares. Siempre puedes optar por unos de gama más alta, aunque siempre serán más costosos. 

El equilibro, su mayor arma

Como hemos comentado antes, la mayor fortaleza de este tipo de rueda es el equilibrio que te da a la hora de circular con distintas condiciones climatológicas. La rueda estándar que suelen instalarnos, es la denominada rueda de verano. Estas no están preparadas para las bajas temperaturas, y su rendimiento con lluvia o hielo es muy deficiente.

En el otro extremo tenemos los neumáticos de invierno. Estas poseen una goma más blanda para ayudar si encontramos nieve en la carretera, pero cuando las temperaturas son altas sufren una degradación muy grande y a mucha velocidad.

Donde ganas y donde pierdes con estos neumáticos

Cuando montas estos neumáticos en tu vehículo, ganas en condiciones complicadas. Si te desplazas por zonas donde llueve con relativa frecuencia, y nieva de vez en cuando, y el pavimento por el que circulas suele estar más frío son tu elección.

Es cierto que sobre suelo seco sus prestaciones se ven reducidas, aunque no de manera flagrante. Debes de tener en cuenta que este tipo de neumático, si no circulas en zonas que se adapten a sus condiciones, se degradan rápidamente.

Si estás pensando en cambiarlos por los neumáticos que llevas en la actualidad, analiza bien tu zona de tránsito. Para terminar, es recomendable cambiarlos antes de que se llegue al límite legal de degradación. 

Te puede interesar

10 malos hábitos al volante muy fáciles de mejorar

  Los conductores tienen a generar malos hábitos a la hora de la conducción. Cuando …