Inicio / Noticias / Movilidad y tecnología. ¿Cómo serán los coches con 5G?
5G

Movilidad y tecnología. ¿Cómo serán los coches con 5G?

Si nos trasladásemos en el tiempo a esos años de viajes en el coche familiar –dependiendo de la generación de la persona lectora, imaginemos el R5, el Panda, el Polo–, la estampa nos devolvería recuerdos colgando del retrovisor, olores conocidos y salpicaderos llenos de objetos diversos, pero con apenas unas cuantas ruedas y rejillas, muy pocos botones y ninguna pantalla. Hoy, la imagen es muy distinta: nuestros vehículos tienen cuadros de mando que se asemejan más al del Halcón Milenario que al del Seat 600.

En las últimas décadas, la tecnología ha transformado todos los aspectos de nuestra vida, incluida la movilidad. También, por supuesto, el interior de nuestros vehículos: aunque ya nos hemos acostumbrado, no hace tantos años, prescindir del mapa de carreteras por un GPS que nos indique dónde estamos en todo momento y por qué calles no podemos circular porque están en obras habría sonado a ciencia ficción. Sin embargo, el despliegue tecnológico exponencial hace que los avances que ya están aquí o que se esperan parecen aún más increíbles.

Uno de los principales responsables es la conectividad. La velocidad de conexión se ha incrementado notablemente en los últimos años con un gran aliado: el 5G. En resumen, esta nueva tecnología, que está ya comenzando a comercializarse, logra aumentar la velocidad de conexión y reducir al mínimo la latencia –el tiempo de respuesta de la web– o, lo que es lo mismo, permitiendo que nos conectemos prácticamente en tiempo real y de forma más sostenible, ya que esta red es casi nueve veces más eficiente en materia de consumo energético que sus predecesoras.

Además, también hace posible que haya cada vez más dispositivos conectados de forma simultánea y realizando un intercambio de datos ultrarrápido, navegando a una velocidad de hasta 10 GBps (gigabytes por segundo), diez veces más rápido que las conexiones actuales de fibra óptica. Con un ejemplo práctico: esa película que hace unos años tardaba horas o días en descargarse, ahora lo hará en cuestión de segundos, y los equipos médicos podrán realizar operaciones quirúrgicas a distancia.

Qué supone en materia de movilidad

Quizá la movilidad sea una de las áreas donde más potencial de disrupción tiene el 5G, ya que supone un paso más allá que unifica los conceptos de movilidad sostenible, segura y conectada. Por poner un ejemplo, en materia de seguridad vial, será posible reportar un obstáculo en carretera en tiempo real para evitar accidentes.

Al mismo tiempo, el despliegue y popularización de esta conexión permitirá crear una red de carreteras y autovías conectadas entre sí y con los vehículos, lo que hará posible regular el tráfico en directo tanto en vías como en túneles, avisando de siniestros, percances y puntos negros.

También está previsto que, con la llegada del 5G, nuestras ciudades se vuelvan más inteligentes. El concepto de smart cities incorpora una nueva movilidad basada en la multimodalidad de varios medios diferentes de transporte ajustando los tiempos de forma óptima para el usuario, que podrá conocer su estado, ocupación y localización en tiempo real. También, conectando los semáforos y vehículos, será posible que se abran automáticamente para vehículos de emergencia, por ejemplo, y nuestros coches sabrán exactamente a qué velocidad deben ir para encontrárselos todos en verde.

Sin embargo, una de las grandes revoluciones del 5G es que abre de par en par la puerta a la conducción autónoma, que cambiará la movilidad tal y como la conocemos. Gracias al despliegue de esta red, los coches hablarán entre sí y con la carretera, lanzando posibles alertas de accidentes, objetos extraños en la vía o incidencias meteorológicas. Como decíamos, los coches podrán estar conectados con los semáforos, pero también con las farolas para que se enciendan a su paso, y detectarán automáticamente a los peatones para frenar y evitar atropellos..

Además de para los turismos, la conducción remota es un gran avance en entornos industriales como fábricas y almacenes, ya que con ella se reducirá la siniestralidad para los operarios (que no tendrán que desplazarse, por ejemplo, a zonas especialmente peligrosas), se mejorará la eficiencia y el consumo de combustible al optimizar la conducción y se podrán conectar de forma más efectiva las flotas de vehículos robotizados.

Un paso más allá: el 6G

En este mundo tan hiperacelerado, cuando aún la mayoría de estas innovaciones están llegando –o en proyecto–, las investigaciones ya están pensando en la siguiente ola. Y la siguiente ola, en este caso, se llama 6G: la sexta generación de conectividad móvil con mayor velocidad que el 5G y una latencia aún menor, que permitirá la transmisión de datos prácticamente a tiempo real.

Aún no se han definido los estándares, pero se estima que los primeros casos de uso real de esta tecnología llegarán entre el 2026 y el 2028, mientras que su comercialización se retrasará aproximadamente hasta el año 2030. Las grandes empresas de telecomunicaciones están trabajando en paralelo el 5G y el 6G –de hecho, como han explicado desde algunas de ellas, probablemente haya un paso intermedio entre ambas, conocido como 5G+ o 5G avanzado, que llegará el año que viene– y los gobiernos también: en el caso de España, ya se han aprobado ayudas de 95 millones de euros para su desarrollo.

Tanto las telecos como las diferentes empresas tecnológicas trabajan en las aplicaciones de esta conectividad ultrarrápida para campos como la medicina o la ciberseguridad, pero también para la movilidad. De hecho, hace apenas unas semanas, en el Mobile World Congress (MWC23) celebrado en Barcelona, OPPO –una de las principales tecnológicas chinas y uno de los grandes fabricantes de smartphones a nivel mundial– presentó un nuevo libro blanco sobre 6G, A Versatile 6G with Minimized Kernel: To Build the Mobile World, en el que explora el concepto de world mobility para flexibilizar las comunicaciones y hacer que las conexiones sean más adaptables y eficientes y permitan una mayor integración de la IA en múltiples dispositivos, llevando el internet de las cosas a una nueva dimensión.

Te puede interesar

matriculaciones renting trimestre

El peso del renting en el mercado cierra el primer trimestre del año cerca del 28%

La Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) ha anunciado que en el mes de …