Inicio / Mundo Renting / ALD / Movilidad urbana: una cuestión de bienestar
movilidad

Movilidad urbana: una cuestión de bienestar

La demografía nos indica que cada vez somos seres más urbanos. Se estima que, para 2050, en España más del 88% de la población vivirá en ciudades. Este porcentaje, que se sitúa en un 68% a nivel global, remarca un importante reto que ya está sobre la mesa: el desarrollo sostenible para conseguir un mayor bienestar en los entornos urbanos.

El papel de la movilidad como impulsor de un modelo urbano mejor y más habitable fue el principal tema de Desarrollo sostenible y bienestar urbano, el tercer encuentro del Foro MOVE de Movilidad Sostenible impulsado por ALD en el que participaron voces clave en el sector para discutir acerca de cómo abordar los desafíos que plantea el futuro de la configuración de las ciudades y algunos de los retos pendientes de para repensar la movilidad. En el encuentro estuvieron presentes Antonio Cruz, subdirector general de ALD Automotive; Manel Ferri, patrón de la Fundación Movilidad Sostenible y Segura; Antonio Soriano, project manager de Mobility City; Alberto Olivera, CEO de Smart; Jorge Sichaca, product manager de Seat Mo; Guillermo Catalán, responsable de la unidad de desarrollo de negocio de movilidad eléctrica en Repsol; Belén Kayser, periodista especializada en sostenibilidad y Miguel Álvarez, director en España del Instituto de Movilidad de Berlín.

El futuro ya ha llegado a nuestras calles y, tal y como introdujo Antonio Cruz, subdirector general de ALD Automotive, los principales vectores del cambio ya existen. «No se trata tanto de hablar de la dicotomía peatón-automóvil, sino de lo que ya estamos viendo: la electromovilidad compartida, el pago por uso, la regulación de los dispositivos de movilidad personal o las soluciones para la España despoblada», explicó al inicio de la mesa. Cruz apuesta por una comunicación positiva mediante la que se den a conocer los avances e investigaciones en favor de un concepto de movilidad más sostenible y del cuidado del bienestar.

Para conseguirlo, aún tenemos margen de mejora. Así lo recuerda Manel Ferri, patrón de la Fundación Movilidad Sostenible y Segura, quien apuesta por evolucionar a una nueva cultura laboral conciliadora, eficiente y sostenible, Además, insta por dar un paso adelante e implementar acciones que fomenten la movilidad sostenible: «Igual que se introdujeron los planes de igualdad, es hora de introducir los planes de movilidad en las empresas. Hacen falta los incentivos para la movilidad sostenible: somos el único país de Europa que no contempla ese tipo de medidas para el desplazamiento activo al trabajo», reclama. Antonio Soriano, project manager de Mobility City, perteneciente a la Fundación Ibercaja, también pone el foco en las alianzas para facilitar la experiencia del usuario mejorando, por ejemplo, las aplicaciones y las plataformas de pago.

En materia de avances legislativos, Alberto Olivera, CEO de Smart subraya que el exceso de regulación no acompaña el ritmo de los avances sociales y de la industria automotriz. Su compañía, que fue pionera en vehículos eléctricos urbanos y en la apuesta por modelos de movilidad como Car2Go, ahora está inmersa en implementar un nuevo estilo de vida eléctrico, incluyendo el despliegue de soluciones en el mundo rural. Por su parte, Guillermo Catalán, de la unidad de desarrollo de negocio de movilidad eléctrica en Repsol, también pide una mayor agilidad en la toma de decisiones para poder acometer los cambios necesarios para electrificar la movilidad. Pone un ejemplo: se tarda casi un año y medio en poder obtener los permisos necesarios para instalar un punto de carga rápida.

Sea como fuere, el avance es imparable y ya existen modelos de núcleos urbanos –aunque a pequeña escala– que están completamente electrificados. Así mismo lo expuso Jorge Sichaca, product manager de Seat Mo, explicando el caso de Astypalea, una pequeña isla griega de 1.300 habitantes al sur de Mykonos que inició hace un par de años el camino de la electrificación. Allí, motos, bicicletas, autobuses y ambulancias ya no usan combustibles fósiles.

Para lograr que ejemplos como ese se multipliquen, se precisa de una estrategia sólida a largo plazo para diseñar el mejor futuro posible, y también narrativas transformadoras que animen a la ciudadanía a alcanzarlo. Tanto la periodista Belén Kayser como Miguel Álvarez, director en España del Instituto de Movilidad de Berlín, lo tienen claro: hay que perder el miedo a ser ambiciosos porque pensar que algo es imposible es lo que motiva para redoblar esfuerzos y lograrlo.

Puedes leer la crónica completa en este enlace. También puedes ver aquí un resumen interactivo con fotografías y vídeos del encuentro.

Te puede interesar

radares

La DGT instalará 300 nuevos radares en 2022

La DGT instalará 300 nuevos radares en 2023, que se unirán a los 1.325 que …