Inicio / Reportajes / Automóvil / ¿Es el mejor momento para comprar un coche eléctrico?
¿Es el mejor momento para comprar un coche eléctrico?

¿Es el mejor momento para comprar un coche eléctrico?

La última década ha supuesto una gran explosión en lo que a movilidad eléctrica se refiere. Cada vez son más los coches eléctricos en el mercado, con una oferta lo suficientemente extendida como para satisfacer la demanda del conductor. Pero, ¿es buen momento para comprar un coche eléctrico?

Según las estadísticas, durante el año 2010 se comercializaban únicamente seis modelos de coches 100% eléctricos, con unas cifras de ventas apenas testimoniales. Sin embargo, en la actualidad son más de 30 modelos distintos los que completan la oferta de unas marcas que, eso sí, aún deben conformarse con unas ventas de apenas el 1% del total en España.

Sin embargo, 2019 está resultando un año clave en lo que a matriculaciones de este tipo de vehículos se refiere. Hasta el mes de julio, por ejemplo, las ventas del coche eléctrico se habían impulsado hasta un 132% respecto al mismo periodo del año pasado, con el Tesla Model 3 como gran protagonista en ventas.

Que la marca norteamericana está sirviendo de catalizador en lo que a ventas se refiere es indudable, aunque las marcas europeas han decidido apostar también decisivamente por este tipo de vehículos, y no han dudado en invertir una buena parte de sus recursos en adaptar su modelo de negocio al coche eléctrico y las nuevas formas de movilidad que lleva asociadas.

Así, incluso marcas de corte más deportivo y exclusivo como Porsche han decidido incrementar su oferta de vehículos incluyendo un modelo, el Taycan, que llega acompañado de una inversión de cerca de 2.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta el año 2022, mientras que Volkswagen, acompañando a su nuevo ID3, aportará 44.000 millones hasta 2023 en este tipo de vehículos.

Coche eléctrico: La situación, hoy

Coche eléctrico

Aunque los coches eléctricos empezaron a ser una realidad en esta misma década, lo cierto es que su implementación ha resultado especialmente lenta hasta los dos últimos años, en los que se ha producido una importante evolución. Esto se ha debido a una serie de importantes factores.

  • Variedad. Las marcas han incrementado notablemente sus esfuerzos en lo que a desarrollo de nuevos modelos y tecnologías se refiere. Esto se ha traducido en la aparición de una gran cantidad de opciones para el consumidor, que ya pueden cumplir holgadamente unas características técnicas mínimas para satisfacer sus necesidades diarias.
  • Autonomía. Sin duda, este factor es el gran responsable de la explosión de la demanda del coche eléctrico en la actualidad. Frente a los primeros modelos que apenas superaban los 100 km de autonomía real, lo que les limitaba a un ámbito puramente urbano, los actuales superan los 400 km de forma holgada. Y la tecnología de sus baterías no hace sino mejorar, con lo que esta autonomía irá incrementándose cada vez más en los próximos años.
  • Precio. Iniciativas como las de Volkswagen con su ID3 no hacen sino acercar la tecnología eléctrica a un público objetivo más grande, aunque hasta el momento ha sido este factor uno de los que más ha lastrado a la oferta. Eso sí, cada vez son más los modelos con un precio lo suficientemente asequible como para convertirse en una realidad.

Las infraestructuras de carga, sin embargo, siguen resultando uno de los principales obstáculos para su expansión definitiva. Así, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), en nuestro país únicamente es posible encontrar 2.900 puntos de recarga pública con potencias superiores a 11 kWh, de los que prácticamente la mitad se encuentran entre Madrid y Barcelona.

Si bien en estas dos grandes ciudades resulta bastante sencillo encontrar un punto en el que llevar a cabo una recarga completa de un coche eléctrico, el resto de la Península continúa mostrando una importante lacra en lo que a infraestructuras se refiere.

Pero la posibilidad de hacer una recarga rápida en ruta continúa siendo, a día de hoy, algo prácticamente imposible, por lo que, al menos en la actualidad, continúa siendo necesario, en prácticamente todos los casos, la posesión de un segundo vehículo con motor de combustión que permita viajar sin restricciones de autonomía.

Frente a este panorama, han surgido iniciativas como la de Ionity, puesta en marcha por BMW, Daimler, Ford, Volkswagen, Porsche y Audi, que se unieron para crear una red europea de puntos de carga rápida, con el objetivo de crear hasta 400 estaciones de carga hasta finales de 2020, aunque España no será uno de los objetivos prioritarios en lo que a instalación de puntos.

¿Resulta, entonces, un buen momento para comprar un coche eléctrico? No hay una respuesta fácil a esa pregunta. Aunque en la actualidad está vigente el Plan Moves, dotado con 45 millones de euros para la compra de un turismo eléctrico, debe ser el usuario el que valore el uso que va a hacer con su nuevo vehículo y su posibilidad de acceso a puntos de carga, bien en su domicilio o en su lugar de trabajo, para dar el salto a este tipo de automóviles.

Te puede interesar

Qué son los sistemas Isofix y Top Tether de las sillas infantiles

Qué son los sistemas Isofix y Top Tether de las sillas infantiles

Contar con un sistema de retención infantil adecuado puede contribuir a reducir, aproximadamente, en un …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies