Inicio / Noticias / Seguridad Vial / Malas costumbres de los conductores al volante
malas costumbres de los conductores

Malas costumbres de los conductores al volante

A medida que los conductores adquieren experiencia al volante, se relajan y adquieren costumbres y prácticas que incrementan el riesgo de sufrir percances en la carretera. Todo ello, junto a la relación de confianza que se establece con el vehículo y, en muchas ocasiones, con trayectos que se repiten frecuentemente, provocan comportamientos imprudentes e, incluso, punibles.

Colocar una sola mano en el volante y dejar la otra libre (siempre que no sea para cambiar las marchas en un coche de transmisión manual) es una de las malas prácticas más extendidas entre los conductores ya que, en caso de emergencia, es imposible controlar el vehículo con una sola mano. Cabe destacar en este punto a los conductores que, principalmente en verano, manejan su vehículo con el brazo izquierdo por fuera de la ventanilla. A la dificultad de control del coche, se suman las graves lesiones a las que se exponen en caso de accidente.

No podemos obviar tampoco, sobre todo en la era de las comunicaciones inmediatas, la manipulación de dispositivos electrónicos mientras se conduce. Además de soltar el volante, implica una distracción gravísima al desviar la vista de la calzada, lo que podría resultar fatal. Nos referimos en este punto a cambiar la emisora de la radio, subir o bajar el volumen y, por supuesto, manejar el GPS y/o el teléfono móvil. Todos ellos, sin duda, comportamientos sancionables y muy peligrosos que hay que desterrar al volante.

Asimismo, y por inocente que pueda parecer el gesto, comer y beber mientras se conduce también disminuye la atención a la carretera. La acción de soltar el volante para coger una botella o un alimento reduce los reflejos y la capacidad de acción en caso de un imprevisto en el trayecto.

Si la vista y el tacto son dos sentidos vitales en la carretera, no podemos descuidar el oído. Tanto es así que llevar la música demasiado alta también es un comportamiento punible. No solo puede molestar en núcleos urbanos, sino que priva al conductor de estar atento a señales acústicas que podrían indicar emergencias u otro tipo de avisos.

Desde ALD Automotive creemos que al volante los sentidos siempre tienen que estar alerta, por eso trabajamos mano a mano con las instituciones para incrementar la seguridad en cada trayecto por carretera a través del fomento de una conducción responsable y eficiente.

Te puede interesar

La DGT penalizará utilizar el móvil al volante

El uso del móvil al volante podría acarrear 6 puntos de sanción

La Dirección General de Tráfico llevará una propuesta al Congreso para renovar el carnet por …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies