Inicio / Noticias / Ecologia / Los vehículos de AutoGas en pleno auge

Los vehículos de AutoGas en pleno auge

Los cada vez más presentes protocolos anticontaminación en nuestras ciudades, las consecuentes limitaciones a la circulación de los vehículos más contaminantes, así como la necesidad de buscar alternativas a la movilidad actual, están haciendo que el AutoGas, o gas licuado del petróleo (GLP), se convierta en una alternativa líder.

El AutoGas es una mezcla de los gases propano y butano cuyo uso está destinado a la automoción. Se trata del combustible alternativo más utilizado en el mundo empleado por 25 millones de coches, 15 de los cuales circulan en Europa.

Recibe el apellido “alternativo” por sus bajas emisiones, 15 % menos de CO2, un 68 % menos de emisiones NOx y nulas partículas. Por este motivo, los vehículos de AutoGas están reconocidos por la Dirección General de Tráfico (DGT) con la etiqueta Eco, lo que les permite circular sin limitaciones por el centro de las ciudades durante los periodos de restricciones al tráfico por alta contaminación y por las zonas de bajas emisiones del centro de las ciudades.

Técnicamente, los vehículos a AutoGas son vehículos convencionales con un motor gasolina, por lo que sus prestaciones y uso son los mismos. La diferencia es que están equipados con dos depósitos, uno de gasolina y otro de AutoGas, pudiendo funcionar indistintamente con uno u otro. El arranque se realiza siempre en gasolina, cambiando automáticamente a AutoGas en los primeros minutos de funcionamiento.

Gracias a estos dos depósitos, la autonomía total del vehículo se duplica llegando hasta los 1.200 km. Esta autonomía, unida a la red de puntos de suministro existentes (650 a nivel nacional de los cuales casi 400 son de Repsol -líder de este mercado-), permite una total libertad de movimiento por toda España, pudiendo ir de una punta de España a otra utilizando sólo este carburante.

Estos vehículos disponen de más ventajas como el precio de adquisición de los mismos, ya que al tratarse de coches similares a los convencionales, su precio también lo es. Por otro lado, el ahorro de carburante se cifra en hasta un 40% y, además, disfrutan de una reducción de hasta el 75% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y de hasta el 50 % en las zonas de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), dependiendo de la normativa municipal.

En 2018 se matricularon más de 19.500 vehículos, lo que supone un incremento del 450 % respecto al 2017. De este modo, esta tecnología representa casi el 18 % de las matriculaciones de vehículos catalogados con etiqueta Cero o Eco, cuatro veces más que las matriculaciones de vehículos de GNC y 2,5 más que los eléctricos. Por lo tanto, a día de hoy circulan en España más de 73.000 vehículos propulsados por AutoGas (3 veces más que el de los eléctricos y 6 veces más que el de los GNC).

Repsol, como compañía líder en soluciones de movilidad, impulsa el AutoGas como la solución real de hoy y, además de disponer de la mayor red de puntos de suministro, realiza todo tipo de acciones comerciales para su promoción, como las aportaciones en carburante de hasta 350 € cada vez que se adquiere un vehículo tanto en compra como a través de renting.

Te puede interesar

El Gobierno sancionará a las gasolineras que no instalen puntos de recarga eléctrica

La Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado que su ministerio podrá sancionar con …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies