Inicio / Noticias / Los peligros del sol y el calor para el vehículo y sus ocupantes
Los peligros del sol y el calor para el vehículo y sus ocupantes

Los peligros del sol y el calor para el vehículo y sus ocupantes

Realizar revisiones periódicas al coche y conducir de una forma eficiente pueden reducir de forma notable los peligros del calor.

En pleno verano y habiendo superado ya dos olas de calor, es muy frecuente que el vehículo también sufra las altas temperaturas. Especialmente, si se deja el coche aparcado al aire libre y expuesto al sol. Esta situación puede entrañar ciertos peligros tanto para el propio vehículo como para los ocupantes. Por ello, desde ALD Automotive queremos dar una serie de recomendaciones para proteger al automóvil del calor y alertar sobre los peligros que las altas temperaturas pueden acarrear.

En muchos puntos de España, es frecuente que se superen los 35 grados al sol durante la época estival. Si el vehículo queda expuesto a esa temperatura, cuando los ocupantes quieran iniciar su trayecto se encontrarán con un calor extremo en el interior que no permitirá la conducción, y por tanto, los conductores se exponen a un gran número de peligros.

Cuando esto ocurra, la recomendación es evitar iniciar la marcha con el aire acondicionado encendido. Es más adecuado abrir las ventanas y esperar a que la temperatura interna del coche se regule antes de encender el sistema de ventilación.

Pero no solo nosotros debemos protegernos del calor, sino que también debemos salvaguardar a nuestro vehículo. Principalmente, porque muchos de sus componentes sufren con el calor y pueden, incluso, dañarse durante esta época. Aquellos componentes que peligran más cuando se exponen al calor son:

  • Los frenos. Las pastillas están constantemente expuestas al calor.
  • Los neumáticos. Continuamente están en contacto con el asfalto y pueden sufrir reventones y pinchazos.
  • El motor. Conviene vigilar su temperatura. En caso de que sea demasiado alta, una solución que puede evitar una avería es encender la calefacción para liberar calor.
  • Sistema de refrigeración. Cualquier problema en este componente puede hacer que el motor se recaliente más rápidamente.
  • El exterior también puede verse dañado si está directamente expuesto al sol.

Para evitar los peligros anteriores, desde ALD Automotive, señalamos como clave realizar revisiones periódicas al coche y conducir de una forma eficiente y poco agresiva, contribuyendo por tanto al fomento de la movilidad sostenible. Otros consejos son intentar aparcar a la sombra y dotarnos de un parasol y protectores en el volante para que no se sobrecaliente en exceso el interior.

Te puede interesar

El Gobierno aprueba una ampliación del Plan MOVES II con 20 millones adicionales

El Gobierno aprueba una ampliación del Plan MOVES II con 20 millones adicionales

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado que el Gobierno ha decidido …