Inicio / Noticias / Lexus incorpora retrovisores laterales digitales en su nuevo ES 300h
Lexus incorpora retrovisores laterales digitales en su nuevo ES 300h

Lexus incorpora retrovisores laterales digitales en su nuevo ES 300h

La marca japonesa Lexus ha incluido, como funcionalidad en su nuevo ES 300h, un sistema de cámaras digitales compactas de alta resolución que transmiten imágenes en tiempo real a unos monitores en el interior del vehículo, y que sustituyen a los retrovisores convencionales.

Lexus utilizó este sistema por primera vez en Japón en 2018 como novedad mundial para un vehículo de producción de gran volumen. Los nuevos retrovisores digitales ofrecen una vista mejorada de la zona posterior e inmediatamente lateral del vehículo, independientemente de las condiciones climáticas y eliminando o reduciendo los ángulos muertos del conductor. Además, se adaptan automáticamente para ofrecer una visión ampliada cuando el vehículo gira o circula marcha atrás.

En el interior del coche se colocan dos monitores en color de 5 pulgadas, cuya ubicación se ha estudiado desde un punto de vista ergonómico para favorecer la naturalidad de movimientos y minimizar el esfuerzo por parte del conductor. Así, están colocados en la base de los pilares delanteros, a la altura de los retrovisores, de manera que estén en la línea con la visión intuitiva del conductor. Por ello, no es necesario cambiar el movimiento natural para comprobar los retrovisores.

Respecto a las cámaras, están alojadas bajo finas carcasas y aerodinámicas, que reducen la sonoridad del viento y que suponen menor obstáculo a la visión en diagonal hacia adelante del conductor. Cuentan, además, con calefactores integrados para evitar que se forme en ellos hielo o vaho, y están colocadas de tal forma que no puedan quedar tapadas por gotas de agua o copos de nieve. Es posible, también, activar de forma manual el sistema anti-vaho para garantizar una imagen clara. También cuentan con un sensor de luminosidad que reduce automáticamente el deslumbramiento que pueden causar los faros de los vehículos que circulan detrás por la noche.

Una vez que el conductor activa los intermitentes o selecciona la marcha atrás, los retrovisores pasan a presentar una visión ampliada de la zona junto al vehículo y detrás del mismo, eliminando los ángulos muertos y ayudando a maniobrar de forma más segura. Una vez que finaliza la operación, el sistema vuelve automáticamente a la configuración original. 

Te puede interesar

Volkswagen se compromete con la transparencia en la compra de materias primas para sus baterías

Volkswagen,comprometida con la transparencia en la compra de materias primas para sus baterías

El Grupo Volkswagen garantizará una mayor responsabilidad y transparencia en las cadenas de suministro de …