Inicio / Noticias / Renting / La contribución del renting a la movilidad tras la crisis del coronavirus
aportación del renting después de la crisis del COVID-19

La contribución del renting a la movilidad tras la crisis del coronavirus

Por las propias características del alquiler a largo plazo, este servicio se adapta mejor a las nuevos hábitos que ha generado la pandemia. 

Con la llegada de la desescalada, la movilidad se reactiva y muchos se preguntan cómo efectuarán ahora sus desplazamientos habituales. Lo cierto es que según un estudio elaborado por RACE, el 20% de los conductores que utilizaba el transporte público para ir a trabajar optará ahora por la movilidad privada. En este nuevo paradigma donde el miedo al contagio podría beneficiar al uso privado del coche y en el cual el poder adquisitivo de las familias ha disminuido, la contribución del renting a la salida de la crisis del coronavirus podría ser clave. 

Las propias características del alquiler a largo plazo hacen que este servicio se adapte mejor a los nuevos hábitos que ha generado la pandemia. Por ejemplo, y como se ha señalado anteriormente, muchos particulares han visto reducido su poder adquisitivo por la crisis del COVID-19, a lo que se suma la incertidumbre económica y el temor a una nueva recesión. Aquí entra el juego el renting de particulares. Una opción al alza que implica la eliminación del importante desembolso inicial que supone la compra de un vehículo.

Con el sistema de renting no es necesario dar entrada por lo que los consumidores pueden ver en esta opción una realidad que se ajusta más a su economía actual. Se elimina así el miedo a hacer una gran inversión inicial y, además, el conductor se beneficia de que en los últimos meses se han reducido la duración de los contratos de alquiler de vehículos dirigidos a particulares, con periodos de hasta únicamente un año en muchos casos.

La aportación del renting a las empresas

Pero el renting no solo puede contribuir a ayudar a los particulares en la nueva era postcoronavirus sino también a pymes y autónomos. A estos últimos les ofrece  ventajas como la orientación y adaptación a sus necesidades o la implementación de las últimas novedades tecnológicas. 

ALD Automotive ofrece estas soluciones para empresas a través del renting flexible (Carflex). Un servicio que se adapta a las necesidades puntuales de cada proyecto y le permite aumentar o disminuir el número de vehículos a su disposición. Carflex tiene en cuenta que los negocios son cambiantes y sus flotas también. En definitiva, con este servicio la pyme elige el tipo de vehículo que necesita, los kilómetros que va a recorrer y puede devolverlo cuando ya no lo necesite sin penalización por la devolución. Una flexibilidad esencial en las circunstancias actuales. 

La contribución medioambiental

La pandemia mundial de la COVID-19 también ha provocado importantes mejoras en la contaminación local y en las emisiones de CO2.  Esta crisis supone una oportunidad para mejorar la calidad medioambiental de las ciudades ya que ha quedado en evidencia la importancia de contribuir, con cualquier gesto, a la reducción de la huella ecológica. Además, el coronavirus ha reflejado, una vez más, la necesidad de acelerar la llegada de una movilidad sostenible y comprometida con el medioambiente. 

En este sentido, el renting parte con la ventaja de que cuenta con un parque automovilístico plenamente renovado y equipado con las últimas novedades tecnológicas. Además, dispone de flotas de vehículos híbridos, eléctricos… por lo que le permite contribuir con más fuerza a crear una movilidad sostenible, una exigencia que cada vez es más demandada en la sociedad especialmente tras el COVID-19. ALD Automotive trabaja desde hace varios años para contribuir a prevenir el impacto de la huella ecológica apostando de una forma continua por la sostenibilidad  y la conducción eficiente. 

Para optimizar todos estos aspectos mencionados y seguir trabajando en la salida de la crisis del coronavirus, ALD Automotive ya ha adaptado sus oficinas a la “nueva normalidad” siendo posible retomar su actividad de forma presencial. Se ha instalado el equipamiento necesario con el fin de garantizar la seguridad de todo el personal durante la jornada laboral: mascarillas, dispensadores de gel hidroalcohólico, cámaras termográficas, test serológicos a todos los empleados…

Te puede interesar

El renting aumenta sus operaciones en el mercado de segunda mano en un 38% en el mes de agosto

El renting aumenta sus operaciones en el mercado de segunda mano en un 38% en el mes de agosto

El canal de renting, además, es el único que experimenta un crecimiento en el acumulado …