Inicio / Reportajes / Automóvil / Así ha evolucionado Jeep en sus 80 años de historia
Así ha evolucionado Jeep en sus 80 años de historia

Así ha evolucionado Jeep en sus 80 años de historia

Jeep es, por méritos propios, una de las marcas con más historia en lo que a vehículos todoterreno se refiere. A lo largo de sus 80 años de historia, la marca de origen estadounidense ha desarrollado algunos de los modelos más importantes del sector.

La historia de Jeep nace en la década de los 40 del siglo pasado, cuando el Gobierno de los EE.UU. propuso un concurso para buscar un “vehículo de reconocimiento ligero” para su ejército que pudiesen utilizar sus tropas destacadas en el frente de combate de la II Guerra Mundial. ¿Los requisitos? Servir tanto para transporte de pasajeros como de carga, contar con tracción a las cuatro ruedas, ser capaz de superar los 80 km/h y no pesar más de 1.000 kg para facilitar su transporte.

En ese momento, tres empresas buscaron la licitación. American Bantam parecía la favorita, aunque el alto coste de la propuesta hizo que fuese desechada, por lo que Ford y Willys-Overland Motors continuaron en la puja. El 11 de noviembre de 1940, esta última presentaba dos prototipos, uno de los cuales acabó siendo el elegido. Apenas unos meses después, en julio de 1941, la marca norteamericana recibía un pedido de 16.000 unidades del primero de sus modelos en serie, el Willys MB.

¿De dónde viene, entonces, el nombre Jeep? El modelo en producción era conocido como Willys General Purpose o Willys GP, cuya pronunciación en inglés, “yi-pi”, llevó pronto a esa denominación. Sin embargo, hay quien apunta a uno de los personajes de las tiras cómicas de Popeye, Eugene the Jeep, como origen del nombre. Se trataba de un personaje con poderes mágicos que salía siempre airoso de cualquier complicación, y que emitía un sonido similar a “Jeep Jeep”. Tal fue la popularidad de esta idea que este personaje acabó protagonizando campañas de publicidad de este vehículo.

Jeep, también como modelo civil

Aunque gran parte de la historia de Jeep va indudablemente unida al mundo militar, pronto se cruzaría la línea que separaba a esta ya icónica marca del mercado civil. Y es que el primer modelo dedicado a su uso fuera del ejército llegaría en 1945, cuando el CJ-2A pasó a producción en masa. Dirigido especialmente a granjas y explotaciones agrarias, el conocido como “Agri-Jeep” contaba con portón trasero, rueda de repuesto ubicada en él, faros de mayor tamaño que en la vertiente militar y otra serie de accesorios particulares.

Apenas un año después, en 1946, Willys desarrollaba su primer modelo dirigido directamente a la familia. El Wagon era un vehículo familiar, con siete asientos de pasajeros, que podían desmontarse para aumentar su capacidad de carga en función de las necesidades, y que destacaba especialmente por su versatilidad y capacidad para circular por cualquier terreno con solvencia. En producción hasta el año 1963, este modelo fue remplazado por el Wagoner, el predecesor directo del Grand Cherokee actual.

1955 marcaría el nacimiento de otro de los modelos con más historia para la marca. El CJ-5 no solo es el que más tiempo ha estado en producción (hasta 1983), sino también uno de los más populares. Estaba basado en el M-38A1 que se utilizó durante la Guerra de Corea, aunque a diferencia de este, contaba con unas líneas más redondeadas y unos inconfundibles faros redondeados, que pronto cautivaron a los amantes de los vehículos off-road.

1974: Nace el Cherokee

Jeep Cherokee

1974 vería el nacimiento de uno de los modelos con más historia, no solo para Jeep, sino para la industria de la automoción. El Cherokee era un modelo claramente dirigido  a un público más joven y desenfadado que buscaba un vehículo con el que salir del asfalto sin renunciar a ciertas dosis de deportividad. Así, sus asientos ajustables o la forma de su volante eran toda una declaración de intenciones. Y lo cierto es que la marca no se equivocó: pronto superó en ventas incluso al Wagoneer, otro de los modelos llamados a marcar una página propia en la historia.

1983: Llega el primer Premium Large SUV

Aunque hasta el momento, Jeep había desarrollado modelos dirigidos a particulares, todos ellos habían tenido en común tratarse de versiones derivadas de otras destinadas al uso militar. Hasta el año 1983, cuando se presentó el Wagoneer, el primer modelo de tipo Premium Large SUV.

Se trataba de un modelo con tracción a las cuatro ruedas y una suspensión delantera independiente, y una carrocería más elegante y moderna. Considerado por muchos el primer SUV moderno, pronto consiguió que el resto de modelos de su competencia pareciesen anticuados y aburridos.

De él derivaría el Grand Wagoneer, que destacaba por su revestimiento lateral en madera veteada, que el mercado pronto consideró como el modelo al que había que aspirar si se deseaba tener un modelo útil aunque de lujo. Entonces ya contaba con tapicería de cuero, aire acondicionado, radio estéreo, aislamiento acústico, o un motor de 5,9 litros que permitía utilizar sin problemas cualquier tipo de remolque.

Jeep Cherokee XJ: El primer SUV compacto de cuatro puertas en EE.UU.

Jeep Cherokee

En un momento en el que el Wagoneer y el Cherokee compartían éxitos, la marca norteamericana decidió dar un nuevo paso adelante creando la variante XJ del Cherokee. Un modelo más pequeño y ágil, con una mayor eficiencia de combustible, pero que mantenía sus capacidades off-road intactas.

Por primera vez, Jeep introducía una fórmula de éxito: unificar ese espíritu deportivo de su modelo más juvenil con una carrocería de cuatro puertas, que posibilitaba que este modelo también fuese objeto de deseo para familias de todo tipo. Tal fue la acogida que se trató de todo un éxito de ventas en el segmento SUV durante 17 años.

Jeep Renegade: Compacto y con cambio automático de 9 velocidades

Jeep Renegade

2014 serviría para dar entrada en el mercado a un modelo novedoso, el Renegade. Un modelo que continuaba con la herencia de unidades anteriores en lo que a características todoterreno, pero que buscaba una mayor eficiencia y prestaciones en carretera. Así, incorporaba novedades como el sistema de techo practicable “MySky”, un cambio automático de nueve marchas o desconexión automática del eje trasero.

Mecánicamente, este modelo ofrecía 12 posibles combinaciones de motores y cambios, con posibilidades de gasolina MultiAir 2, diésel MultiJet II, cambios manuales, de doble embrague en seco y automático. Además, incorporaba 6 airbags de serie, ESC con Mitigación Antivuelco o Aviso de Colisión Frontal Plus entre otros avances en seguridad.

Te puede interesar

Cuántos tipos de anticongelante existen y cuál elegir

Cuántos tipos de anticongelante existen y cuál elegir

Los motores de combustión generan, además de energía mecánica, energía calorífica, que debe ser disipada …