Inicio / Reportajes / Automóvil / Qué hacer y a quién reclamar si el coche sufre daños por tormentas
Qué hacer y a quién reclamar si el coche sufre daños por tormentas

Qué hacer y a quién reclamar si el coche sufre daños por tormentas

A lo largo de las últimas semanas se están produciendo en toda la Península Ibérica, frecuentes tormentas causadas por gotas frías o DANAS. En estos casos, es frecuente que multitud de vehículos sufran importantes daños. Saber cómo reaccionar y a quién reclamar por esos daños resulta imprescindible.

El primer factor importante a tener en cuenta, aunque pueda resultar evidente, es cómo de dañado está el vehículo. Si se ha inundado y está completamente cubierto por el agua, es muy probable que sus daños sean irreversibles, por lo que puede ser aconsejable buscar deshacerse del vehículo, ya que limpiar y sustituir las piezas dañadas puede llegar a duplicar el precio de un modelo nuevo idéntico.

Qué hacer en caso de inundación

Qué hacer en caso de inundación

La clave para conocer si una inundación ha afectado realmente a un vehículo es valorar si ha podido entrar agua por el tubo de escape o por la toma de aire del motor -situado en la parte superior del vano motor-. Esto puede provocar que se produzcan importantes daños en el catalizador -600 euros de reparación aproximadamente-, o en los cilindros, lo que puede provocar el doblado de alguna biela.

En el caso de los bajos del vehículo, es importante limpiarlos posteriormente de la mejor forma posible, ya que el barro puede acelerar desgastes prematuros en los frenos, rodamientos, transmisiones, e incluso puede desequilibrar las ruedas.

Si el coche se ha inundado por encima de las ruedas, puede cegar el radiador e introducirse en el interior del vehículo. En el primer caso, puede obturarse y no dejar pasar el aire entre sus celdas, lo que causará que el motor se sobrecaliente, pudiendo provocarse daños irreversibles -hasta 3.000 euros de reparación si es necesario sustituir el motor entero-.

En el caso del interior, si penetra agua y empapa los tapizados, guarnecidos y mandos de control, es recomendable sustituirlos, ya que dejar que se sequen no solucionará los posibles daños. En este caso, la reparación puede ascender a más de 3.000 euros, a los que habría que sumar la reparación del sistema eléctrico. En este último caso, una revisión completa puede superar los 500 euros.

Qué hacer en caso de tormenta eléctrica

Qué hacer en caso de tormenta eléctrica

En caso de que la tormenta tenga descarga eléctrica, lo más seguro es mantenerse en el interior del vehículo, debido al fenómeno denominado “jaula de Faraday”.

Según este principio, si llegase a caer un rayo sobre el coche -algo altamente improbable-, éste, al ser metálico y estar aislado del suelo gracias a la goma de los neumáticos, no sufriría ningún daño ni se lo causaría a sus ocupantes.

Tampoco debería causarse, en este caso, ningún daño a los componentes eléctricos del coche, ya que todo el coche permanece aislado por plásticos y goma.

Qué hacer en caso de granizada

Qué hacer en caso de granizada

Este fenómeno suele durar poco tiempo, por lo que solo suele afectar a los vehículos en caso de que caigan piedras de granizo de tamaño considerable. En este caso, la chapa puede abollarse y las lunas y los faros delanteros pueden romperse. Si los daños son más importantes, puede ser necesario reparar la carrocería entera -aproximadamente, unos 600 euros-.

Hay que tener en cuenta que, para evitar daños, es aconsejable detenerse lo antes posible si se está circulando y buscar resguardo, evitando en todo caso los árboles, ya que sus ramas podrían romperse y caer encima, lo que aumentaría los daños. Si no es posible moverlo, cubrirlo con mantas viejas puede reducir notablemente el riesgo de sufrir daños.

¿Cómo y a quién reclamar?

¿Cómo y a quién reclamar?

Excepto en aquellos casos en los que los daños se hayan producido por granizo -cada vez son más las compañías que incluyen este supuesto en sus pólizas-, lo cierto es que ningún seguro indemniza a sus usuarios si el coche sufre daños por culpa de vientos que superen los 160 km/h, o en caso de inundaciones o terremotos.

En esos casos, es el Consorcio de Seguros -un organismo estatal al que se destina parte del importe de la póliza que se abona-, aunque solo en aquellos supuestos en los que el asegurado haya elegido una variante a todo riesgo. Con una póliza a terceros básica no se tiene derecho a indemnización, excepto si se ha contratado una cobertura de lunas.

En caso de contar con seguro a todo riesgo, el primer paso es notificar los daños a la aseguradora. En este tipo de situaciones, es frecuente que las compañías adelanten el dinero a sus asegurados y que sean ellas las que reclamen este dinero al Consorcio. Si se tiene un seguro a todo riesgo con franquicia, es aconsejable acudir directamente al Consorcio -tel. 91 339 55 00-, ya que abonará íntegra la indemnización sin tener en cuenta dicha franquicia.

Tanto si el asegurado acude a su compañía como al Consorcio, el proceso es el mismo. Una vez notificado el problema, en una semana aproximadamente se recibe la visita de un perito que valora los daños utilizando los datos de empresas especializadas en reparación de automóviles, como la de Audatex. Entonces, se procederá al pago según lo estipulado en la póliza. En aquellos casos en los que el daño sea irreparable y el vehículo cuente con menos de dos años, se suele abonar el importe íntegro abonado por el mismo, y a partir de entonces, su valor venal, establecido en tablas de tasaciones de la multinacional Eurotax Glass S.

Si se trata de un daño leve, el mismo taller en el que se lleva a cabo la peritación llevará a cabo la reparación, aunque si quedó en muy mal estado, se tardará aproximadamente entre uno y dos meses en recibir la indemnización.

El usuario, en todo caso, puede recurrir a los tribunales si no está satisfecho con la valoración realizada por la aseguradora o el Consorcio de Seguros, aunque, según la OCU, ante una ley tan clara como la RD 288/2003, en la que todos los supuestos quedan recogidos, es complicado obtener una indemnización mayor.

Te puede interesar

Los coches más vendidos de las grandes marcas en la historia

Los coches más vendidos de la historia

Muchas de las marcas que permanecen en el mercado actualmente cuentan con modelos superventas que …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies