Inicio / Curiosidades / ¿Por qué los Fórmula 1 no tienen parabrisas?
¿Por qué los Fórmula 1 no tienen parabrisas?

¿Por qué los Fórmula 1 no tienen parabrisas?

Aunque en los coches de producción nadie duda de la importancia de contar con un parabrisas que proteja a los ocupantes, en los coches más veloces del mundo, los Fórmula 1, no disponen de él. ¿Por qué motivo?

Lo cierto es que, desde sus inicios, los coches de Fórmula 1 siempre se han caracterizado por tratarse de monoplazas abiertos, mientras que los cerrados se reservaban a otras categorías.

La seguridad del piloto, en este sentido, se confía a otros elementos del vehículo, como los dispositivos “Halo” que protegen el frontal de su cabeza desde el propio chasis, o el casco.

En estos vehículos, algunas de las funciones de seguridad que se reservan al parabrisas en los coches tradicionales no son necesarias. Por ejemplo, el parabrisas no tiene que servir de apoyo para el despliegue del airbag del acompañante, ni colaborar con la resistencia estructural del techo en caso de vuelco.

Pero como protección ante objetos que puedan salir despedidos en otros vehículos o como protección ante lluvia o suciedad, contar con un parabrisas podría resultar tremendamente útil.

En 2017, tanto la FIA como la propia organización de la Fórmula 1 decidieron iniciar una fase de pruebas de dos dispositivos distintos que protegiesen a los pilotos. Por un lado, una especie de parabrisas, denominado “Aeroscreen”, que se descartó por estar en una fase de desarrollo menos avanzada que la otra opción, el conocido “Halo”.

Sebastian Vettel, piloto alemán del equipo Ferrari, fue el encargado de probar en circuito ambos dispositivos, aunque en el caso del “Aeroscreen”, no terminó muy satisfecho: comentó a sus ingenieros que, durante la prueba, se había llegado a marear, ya que el parabrisas distorsionaba la visión. Según él “es culpa de la curvatura de la pantalla”.

Pero este no es el único acercamiento de los coches de competición al uso de parabrisas. Red Bull Advanced Technologies ha desarrollado una nueva opción que se utilizará desde 2020 en la Indy Car, y que utiliza un marco de titanio y una pantalla balística laminada de policarbonato, suficiente como para soportar el impacto de una rueda a alta velocidad.

Contará, entre otros avances, con un sistema antivaho que garantice la seguridad y un revestimiento anti reflectante. Habrá que esperar a sus primeras pruebas en competición para anticipar si este dispositivo puede llegar también a la Fórmula 1.

Te puede interesar

¿Cuántos tipos de matrículas hay en España?

¿Cuántos tipos de matrículas hay en España?

En las carreteras y calles españolas resulta cada vez más sencillo encontrar multitud de tipos …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies