Inicio / Curiosidades / ¿Cuáles son las diferencias entre la carga doméstica, la pública, la carga rápida y la lenta?
recarga

¿Cuáles son las diferencias entre la carga doméstica, la pública, la carga rápida y la lenta?

A la hora de adquirir un vehículo eléctrico, son muchas las dudas que siguen existiendo en torno a las formas en las que se puede recargar su batería. Desde ALD Automotive explicamos las opciones disponibles para recargar un coche enchufable.

Pese a que la cuota de mercado de los vehículos eléctricos podría alcanzar el 13% al finalizar este año, todavía son muchos los conductores que tienen dudas en torno a las distintas formas que hay de recargar las baterías de este tipo de coches y cuál es la más adecuada.

Existen distintos métodos de recarga. Dependiendo del lugar en el que se haga puede ser doméstica o pública; pero, también puede ser convencional, semirrápida, rápida y ultrarrápida, dependiendo de la velocidad del cargador. Desde la empresa de renting y gestión de flotas, ALD Automotive, explican las principales características de cada una de ellas.

Carga doméstica Vs. Carga pública

Al adquirir un eléctrico o híbrido es fundamental tener previsto el lugar y la forma en la que se va a llevar a cabo su recarga. Salvo que vayan a realizarse viajes muy largos, que requieran recargar el vehículo en algún punto de recarga del país, lo más cómodo y útil es cargarlo desde casa.

La instalación del punto de recarga no conlleva una gran dificultad ni muchos trámites. En el caso de que se trate de un parking comunitario se deberá informar a la comunidad de vecinos de la intención de instalarlo y hacer una memoria técnica.

A la hora de cargar el coche eléctrico en casa podemos encontrar 3 opciones principales:

  • A través de un enchufe tradicional en la toma doméstica, esta opción es válida, aunque conllevará un tiempo de carga mayor.
  • Toma reforzada, es similar al anterior, pero permitirá cargar el vehículo en menor tiempo.
  • Punto de recarga individual, que conlleva una instalación previa en el parking particular o comunitario. Los más habituales suelen ser los de 7,4 kW, 11 kW y hasta 22 kW. El punto de recarga podrá ser instalado en las viviendas por el fabricante del vehículo o una empresa externa.

En el caso de no disponer de un cargador doméstico, el conductor puede hacer uso de las 16.500 estaciones de carga que se encuentran a lo largo de todo el país. Este tipo de puntos suelen ofrecer la opción de carga con una wallbox o, en la mayoría de los casos, carga rápida de CC, haciendo que el proceso sea entre 3 y 10 veces más rápido que en casa.

Carga semirrápida, rápida, ultrarrápida y carga lenta

En cuanto a la velocidad de recarga, existen diversos tipos de cargadores. Por un lado, están los cargadores convencionales, que requieren de aproximadamente 8 horas para poder completar una carga. Luego están los de recarga semirrápida, que necesitan de entre 1 y 3 horas para completar una carga; los de recarga rápida, que permiten que en menos de 30 minutos la batería alcance el 80% de su capacidad de la batería; y los de recarga ultrarrápida, con los que un vehículo eléctrico puede tener cargada el 80% de la capacidad de su batería en aproximadamente 5 minutos.

Para ver un vídeo explicando las distintas formas de carga un coche eléctrico, visita el canal de YouTube de ALD Automotive. 

Si aún te quedan dudas sobre los vehículos eléctricos, en esta noticia os hablamos de algunos de los mitos más comunes.

Te puede interesar

E-Fuel

E-Fuel, ¿el combustible del futuro?

El carburante sintético se posiciona como una alternativa factible para alcanzar la movilidad sostenible La …