Inicio / Noticias / Ford desarrolla unos nuevos faros inteligentes con tecnología predictiva
Ford desarrolla unos nuevos faros inteligentes con tecnología predictiva

Ford desarrolla unos nuevos faros inteligentes con tecnología predictiva

Conducir de noche no siempre resulta sencillo. Por este motivo, Ford ha desarrollado unos nuevos faros inteligentes que se valen de tecnología predictiva para ajustar de forma automática la dirección del haz de luz en función de las necesidades de la vía por la que se circula.

Al conducir de noche, especialmente en vías con poca o ninguna iluminación, quedan muchos rincones a oscuras en los que puede haber peligros para el conductor y los ocupantes del vehículo. Placas de hielo en invierno, animales, obstáculos en la vía, etc, que no quedan visibles en prácticamente ningún momento, lo que provoca una importante reducción en el tiempo de reacción necesario por parte del conductor para evitar un peligro real.

Por este motivo, los ingenieros de Ford Research y Advanced Engineering Europe han desarrollado una pionera tecnología que se sirve de los datos de localización en tiempo real del vehículo para indicar al coche el camino a seguir y cómo iluminar la vía. Este sistema de faros inteligentes predictivos es capaz de dirigir los haces de luz hacia los vértices de las curvas incluso antes de que los conductores lleguen a percibir su existencia, haciendo visibles, así, los posibles peligros que existan y a otros usuarios de la carretera de forma más rápida y eficaz.

Este sistema de faros inteligentes utiliza los datos de localización del GPS, así como información de precisión sobre la geometría de las calles y carreteras por las que se circula para identificar con precisión qué giros o curvas se encuentran en la trayectoria del vehículo. Un algoritmo calcula, entonces, la trayectoria y la velocidad del vehículo para ajustar proactivamente la dirección de los faros, proporcionando en todo momento una máxima cobertura lumínica en las curvas, cruces e, incluso, de los posibles peligros presentes en la vía.

Si el vehículo se encuentra en un tramo de carretera en el que no hay datos de localización, el sistema trabaja junto con las tecnologías de inclinación dinámica de los faros, información que se obtiene desde las cámaras del vehículo, para determinar qué dirección deben seguir los haces de luz hasta que vuelvan a estar disponibles todos los datos de localización necesarios.

Según Michael Koherr, ingeniero de investigación de iluminación de Ford Europa, “la tecnología de iluminación predictiva que estamos desarrollando ahora significa que pronto conducir en la oscuridad podría ser tan sencillo como seguir los faros. Este nuevo sistema basado en mapas y en la localización es el siguiente paso en nuestra búsqueda para que conducir de noche no sea más difícil o estresante que durante el día”.

Te puede interesar

Mercedes apuesta por un eléctrico con siete plazas con el EQB

Mercedes apuesta por un eléctrico con siete plazas con el EQB

Mercedes no ha querido permanecer ajena a la tendencia de crear nuevos modelos eléctricos de …