Inicio / Coches / Enfermedades que te podrían impedir conducir
Enfermedades que te podrían impedir conducir

Enfermedades que te podrían impedir conducir

Para poder obtener (y renovar) el carné de conducir, la DGT requiere de un informe psicofísico favorable. Sin embargo, hay una serie de enfermedades que precisan de autorización médica para poder conducir.

Así que presta atención: si padeces una de estas enfermedades y conduces sin autorización, te podrán sancionar con una multa de hasta 6.000 euros. La lista de enfermedades que lo requieren está recogida en el anexo IV del Real Decreto 818/2009.

Enfermedades cardiacas

Si has sufrido arritmias, tienes instalado un marcapasos, has necesitado de un desfibrilador automático o tienes una prótesis cardíaca. En este último caso necesitarás esperar un periodo de tres meses después de la operación para renovar el carnet y se revisará cada dos o tres meses.

Enfermedades psiquiátricas

Demencia, amnesia o delirio. En estos casos, la duración de la validez del carnet de conducir variará en función de la enfermedad. El periodo de vigencia máxima es de un año.

Enfermedades neurológicas

Epilepsia, crisis nerviosas, pérdida de conciencia… En el primer caso, si sólo se ha sufrido un episodio, se podrá volver a conducir. Para los que sufran más de un episodio pero no los han experimentado en un año, tendrá una vigencia antes de renovar de un año o dos. Para las crisis o la pérdida de conciencia la DGT no te renovará el carnet.

Enfermedades digestivas o de riñón

Diabetes, tratamiento de diálisis, trasplante de riñón… 

Enfermedades respiratorias

Apnea del sueño o dificultades respiratorias (disneas permanentes) en reposo o con poco esfuerzo. Se tendrá una vigencia de tres años máximo en el caso de apnea. Por el contrario, en el segundo caso no se podrá renovar tu carnet.

Enfermedades oncológicas

Para el cáncer, se podrá renovar el carnet durante un año. Si no hay evidencia de la enfermedad el periodo se aumenta a cinco años. Para las enfermedades oncohematológicas, como la leucemia o el linfoma, permiten renovar el permiso por un tiempo de 3 años, hasta los 6 años posteriores al final de la enfermedad, siempre que haya un dictamen médico que indique que el paciente se encuentra en fase de «remisión completa».

Una vez pasados los seis años y si el paciente se encuentra en el mismo estado, podrá renovar su permiso por el periodo normal de 10 años.

Te puede interesar

Los vehículos autónomos son ya una realidad, y cada vez son más las marcas que se suben al barco de la conducción autónoma

Los coches autónomos serán capaces de entender lo que sienten sus ocupantes

Los vehículos autónomos son ya una realidad, y cada vez son más las marcas que …