Inicio / Reportajes / Automóvil / ¿Por qué se puede encender el testigo de la avería del motor?
Testigo de avería en el motor

¿Por qué se puede encender el testigo de la avería del motor?

Ya sea por motivos de índole electrónica o mecánica, existen multitud de factores por los se activa el testigo de avería en el motor. Estas son las 10 causas más comunes.

El tablero de instrumentos de un vehículo actual cuenta con varios avisos en forma de testigos luminosos, los cuales nos informan de ciertos componentes del mismo, así como de fallos en elementos importantes.

Uno de los más graves es cuando se enciende el testigo de fallo de motor, que se puede deber a diversos factores. Estas son las diez causas más comunes por las que este testigo se enciende.

Cambio del sensor de oxígeno 

La falta de mantenimiento del vehículo o la aparición de fugas de líquido refrigerante pueden provocar que el testigo de motor se encienda. En 2015, más del 7% de las reparaciones totales de coches en España fue debido a ello.

Cambio del catalizador 

Un fallo en el sistema de encendido o las bujías hará que se active el testigo. Este fallo también provocó que cerca del 7% de las reparaciones de vehículos se debiera a este motivo. Tiene un coste de reparación de unos 1.000 euros.

Cambio de bujías

No sustituir las bujías en el plazo especificado por el fabricante también puede incurrir en que se encienda el testigo de avería en el motor. Tiene un coste de unos 350 euros.

Cambio de la tapa de combustible 

Es un fallo menor, con un coste de 15 euros, pero no cambiarla puede provocar un mayor consumo de combustible y una mayor cantidad de emisiones. También dará lugar al encendido del testigo de fallo en el propulsor.

Cambio del termostato

El mal funcionamiento de este sistema provocará que el coche sea incapaz de leer la temperatura a la que se encuentra el motor y dejará de regularla con refrigerante. El precio de sustitución es de 200 euros.

Cambio de las bobinas de encendido 

Un fallo de las bobinas de encendido también podría afectar al catalizador, ocasionando que el arreglo tenga que ser mayor. Tiene un coste medio de 220 euros.

Cambio del caudalímetro 

Este componente es el encargado de dosificar el aire que entra al motor para que éste último calcule la cantidad necesaria de carburante que se necesita para hacer la mezcla. Si falla, además de un mayor consumo, se activará la luz de fallo en el motor. Tiene un coste de sustitución de 350 euros.

Cambio de los cables de las bujías

Con un coste de solo 10 euros, es uno de los componentes más baratos de sustituir, pero no hacerlo cuando es necesario puede provocar fallos graves en el sistema de encendido, así como en las propias bujías.

Cambio de la válvula de control de emisiones 

Hace que los restos del carburante sean quemados; puede atascarse con facilidad ya que gran parte de la suciedad del motor va a parar aquí, lo que provocará que se encienda el testigo de fallo en el motor. Tiene un coste de unos 150 euros.

Cambio del sistema de evaporación de emisiones 

Este elemento es el encargado de controlar la cantidad de gases contaminantes que expulsa el vehículo a la atmósfera. Tiene un precio de sustitución de 170 euros.

Te puede interesar

La importancia del sistema de climatización en el automóvil

El sistema de climatización es uno de los más importantes en cualquier vehículo. El climatizador …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies