Inicio / Noticias / El renting : una oportunidad para ahorrar
El renting : una oportunidad para ahorrar

El renting : una oportunidad para ahorrar

Con motivo del Día Mundial del Ahorro, que se celebra el 31 de octubre, en ALD Automotive explicamos por qué el alquiler a largo plazo puede suponer una reducción de gastos con respecto a otras opciones de movilidad. 

La crisis económica generada por la pandemia de la COVID-19 le ha dado un nuevo significado a los términos ahorrar y recortar gastos. Es por ello que en este 2020 cobra mayor importancia el Día Mundial del Ahorro, que se celebra desde hace casi cien años cada 31 de octubre. 

Cuando de reducir gastos se trata son muchas las formas de hacerlo. Una de ellas es en movilidad. Desde ALD Automotive explicamos por qué el alquiler a largo plazo se puede convertir en una oportunidad para ahorrar.

Renting VS Compra

Al realizar una comparativa entre los beneficios del renting y los de la compra de un vehículo en propiedad encontramos que el alquiler a largo plazo permite que el cliente pueda disfrutar de un vehículo nuevo sin realizar un desembolso inicial y con la seguridad de conocer cada mes la cantidad que  gastará en las cuotas. En el pago de la mensualidad, que no varía en el transcurso de los años, están incluidos los servicios básicos como mantenimiento, cambio de neumáticos o cobertura de daños. 

Para la compra de un vehículo, por su parte, además de ser necesario realizar un pago inicial, se deben tener en cuenta otros gastos como: el impuesto de matriculación y de circulación, los costes de matriculación, la póliza de seguro, los costes de mantenimiento (para una conducción segura del vehículo hay que realizar una revisión periódica de este cada 10.000 o 15.000 km), además de la obligación de pasar la ITV pasados los cuatro años bianualmente y anualmente pasados los seis años.  A pesar de que la compra supone la propiedad, hay que tener en cuenta que el vehículo pierde valor con el paso del tiempo. 

Pongamos un ejemplo práctico real. Si un vehículo de renting tuviese una mensualidad de unos 300 euros al mes, la cantidad final pagada al cabo de 4 años sería de alrededor 14.000 euros. Sin embargo, al mismo modelo con la opción de compra financiada habría que añadirle los intereses de financiación, el impuesto municipal, el seguro a todo riesgo… De tal forma, y  utilizando la calculadora, el renting supone un ahorro de miles de euros para el usuario. 

El mercado de seminuevos, otra opción para el ahorro

Además, en momentos de incertidumbre económica, como el actual, el mercado de vehículos seminuevos es siempre una opción para aquellos que buscan ahorrar en la compra de su nuevo coche. El servicio de alquiler a largo plazo y ALD Automotive se han adaptado a estas nuevas exigencias diseñando un producto de renting de vehículos usados seleccionados. 

Así, el usuario que quiera optar por un vehículo usado, podrá hacerlo también a través del renting. Tendrá la posibilidad de compra del vehículo a los seis meses de alquiler, continuar con el contrato o devolver el coche. Es decir, el conductor utiliza el coche durante medio año, lo prueba, y luego puede acceder a comprarlo, pero además con el reembolso, del 50% de las cuotas de renting. 

Te puede interesar

Los vehículos eléctricos protagonistas de la movilidad

El 73% de los gestores de flota considera que en 2030 los vehículos para los desplazamientos profesionales serán eléctricos

Según el IX Estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad”, el 40% de los profesionales del …