Inicio / Coches / Clásicos / El emblemático Citroën GS cumple 50 años
citroen gs

El emblemático Citroën GS cumple 50 años

Hace medio siglo que veía la luz el Citroën GS, un modelo que supuso una revolución por tecnología y por diseño.

Hace ya 50 años, en 1970, aparecía uno de los modelos más célebres de Citroën: el GS. Un modelo que tuvo el honor de posicionarse entre los dos automóviles más míticos de la marca francesa: el 2CV y el DS.

El GS contaba con una carrocería de 4,12 metros de longitud obra de Robert Opron, responsable de diseños como el del SM o el CX. Eso significa que, aunque por aquel entonces era un duro competidor para las berlinas de tamaño medio, en la actualidad sería más corto que cualquier compacto a la venta.

De puertas hacia dentro, lo más llamativo era el puesto de conducción: bajito, con un volante de un solo radio y un indicador que mostraba cuántos metros se necesitaba para detener el coche en función de la velocidad.

Pero donde realmente destacaba este Citroën era en el apartado tecnológico. De hecho, en marcha era un automóvil realmente brillante: sus cuatro frenos de disco y la suspensión hidroneumática le permitían ofrecer un equilibrio entre confort y estabilidad mayor al de cualquier rival. Además de elevar y bajar la altura de la carrocería.

En el apartado mecánico, este Citroën tenía una configuración muy diferente a la de los modelos actuales. Equipaba motores de cuatro cilindros opuestos, refrigerados por aire y tremendamente baratos de mantener. La cilindrada oscilaba entre los 1.0 y 1.3 litros, mientras que la potencia era bastante discreta: ofrecían entre 55 y 65 CV.

Ya en 1972 se lanzó la carrocería familiar Break; mientras que en 1976 se le aplicó un restyling. En los años 80, este Citroën terminó convirtiéndose en el GSA. Este último además de retoques estéticos incorporaba una importante novedad: una carrocería de cinco puertas, dotada de portón posterior. Una solución que desde entonces han adoptado casi todos los Citroën.

En cualquier caso, este modelo se convirtió en todo un éxito: en 1971 fue Coche del Año en Europa y, entre 1975 y 1978 fue el coche más vendido de Francia. En total, se construyeron 2,5 millones de unidades, hasta que en 1986 le sustituyó el BX.

Te puede interesar

La nueva berlina de referencia de DS, la DS 9, ya a la venta en España

La nueva berlina de referencia de DS, la DS 9, ya a la venta en España

La marca premium francesa DS da un nuevo paso adelante para asentarse como firma de …