Inicio / Noticias / Ecologia / E-Fuel, ¿el combustible del futuro?
E-Fuel

E-Fuel, ¿el combustible del futuro?

El carburante sintético se posiciona como una alternativa factible para alcanzar la movilidad sostenible

La Comisión Europea ha puesto de plazo hasta 2050 para alcanzar la neutralidad climática y, para cumplir el objetivo, ha establecido la prohibición de fabricación de coches con motores de combustión interna a partir del año 2035. Esta medida ha provocado que las empresas automovilísticas se lancen a buscar alternativas de movilidad, siendo el coche eléctrico la que se impone con más fuerza. Sin embargo, no es la única respuesta, el E-Fuel o el ‘combustible sostenible’ se posiciona ya como una solución para el futuro.

Este carburante, también llamado combustible sintético o verde, busca sustituir de manera sostenible a los fósiles, como son la gasolina o el diésel. Es líquido y similar al que actualmente utilizamos y se crea a partir del hidrógeno mediante un proceso químico.

Este tipo de alternativa cuenta con la ventaja de que puede utilizarse en los coches que están ya en el mercado por lo que no habría que hacer un cambio en los procesos de fabricación. Además, la actual cadena de distribución podría servir para transportarlo.

A su vez, su densidad energética es mayor a la de las baterías y no depende de la autonomía como estas. En los vehículos más grandes, como camiones pesados, barcos o aviones, las baterías no parecen haberse desarrollado aún lo suficiente, por lo que este tipo de combustible es una alternativa mucho más acertada.

En la actualidad, producir E-Fuel a gran escala no es eficiente

No obstante, también se presentan algunas desventajas que pueden parar o retrasar el desarrollo de este tipo de combustibles. Actualmente, no es eficiente producir E-Fuel a gran escala ya que solo aprovecha la mitad de la energía eléctrica que se invierte. Además, resulta muy costoso e, incluso, inalcanzable en algunos países donde las energías renovables no están tan desarrolladas. Para que sea 100% sostenible requiere ser desarrollado utilizando solo energías verdes por lo que es imprescindible una buena red de ellas.

Otra desventaja es que puede generar una dependencia energética hacia el país del que se obtenga la energía renovable utilizada para su fabricación. Si uno de los objetivos es ser autosuficientes energéticamente, no se puede sustituir la dependencia de la exportación de los combustibles fósiles por la de las energías verdes.

Parece que aún queda mucho trabajo, sin embargo, algunas empresas ya están desarrollando su propio E-Fuel en la búsqueda de una movilidad más sostenible. No obstante, la anteriormente mencionada prohibición de crear coches de combustión interna, podría poner fin al desarrollo de este tipo de combustible en Europa ya que, sin motores de combustión, dejaría de tener sentido. A falta de una aprobación, algunos piden ya que se haga una exclusión a la norma para el uso del combustible sintético.

Te puede interesar

educación ambiental

En el Día de la Educación Ambiental ALD recuerda la importancia de apostar por la movilidad sostenible

Cada 26 de enero se celebra esta efeméride que busca concienciar a las personas sobre …