Inicio / Noticias / Noticias ALD / ¡Cuidado con las altas temperaturas! Tu coche puede verse afectado

¡Cuidado con las altas temperaturas! Tu coche puede verse afectado

Julio y agosto son los meses de más calor del año, pero también son los de mayor movilidad por carretera. Aumento del tráfico y temperaturas más altas puede ser una ecuación con un resultado negativo tanto para el vehículo como para su conductor y demás pasajeros. ¿Cómo podemos evitar o reducir las consecuencias del verano en el coche? ALD Automotive ofrece una serie de recomendaciones al respecto.

Se calcula que cada año entre julio y agosto se registran cerca de 90 millones de desplazamientos de largo recorrido por las carreteras españolas. Se trata de dos de los meses, junto con diciembre, de mayor movilidad a nivel nacional. Un periodo en el que, además, las altas temperaturas se suman al aumento del tráfico, lo que puede representar un riesgo tanto para el correcto funcionamiento de los sistemas del vehículo como para la salud del conductor y demás ocupantes del mismo.

Así como el calor puede afectar de forma negativa los sistemas del cuerpo humano, lo mismo sucede con el vehículo. Las altas temperaturas pueden hacer que algunos sistemas del coche fallen. ALD Automotive explica cuáles son las partes del vehículo que más daños pueden sufrir durante el verano y qué medidas se deben tomar para reducir los riesgos de avería en carretera.

Efectos sobre el coche

  • El motor es una de las partes del coche cuyo correcto funcionamiento se puede ver afectado debido al calor, ya que puede sobrecalentarse. Si esto sucede, se recomienda parar el coche, esperar a que baje su temperatura y asegurarnos de que tenga suficiente líquido refrigerante.
  • El calor también puede bajar la presión de los neumáticos, generando no solo un aumento del consumo de combustible del coche, sino también un alto riesgo de pinchazo. Para evitar que esto suceda, se debe revisar la presión de las cuatro ruedas antes de emprender un viaje en carretera.
  • Los frenos también se ven afectados por las altas temperaturas, las cuales pueden calentarse más de lo normal. Para evitar esto, hay que comprobar el buen estado de las pastillas y los discos así como el nivel de líquido de frenos.

Recomendaciones para el conductor y demás ocupantes

Por su parte, el calor también puede afectar a quienes van dentro del vehículo, por ello es necesario tomar una serie de medidas tales como:

  • Evitar viajar en carretera durante las horas de más calor, tratando de salir a primera hora de la mañana cuando las temperaturas son más frescas.
  • Parar cada dos horas de viaje o cada 200 kilómetros, para que el conductor puede descansar.
  • No ingerir comidas pesadas antes ni durante el trayecto.
  • Mantener el interior del vehículo a una temperatura entre los 21º y 24º. De esta forma tanto el conductor como los demás ocupantes estarán más cómodos y se cansarán menos.

 

Tras tomar estas medidas, solo hace falta abrocharse el cinturón y disfrutar del camino.

Te puede interesar

¿Cómo colocar el equipaje en el coche de forma segura?

En los próximos días millones de españoles realizarán viajes por carretera para sus tan ansiadas …