Inicio / Reportajes / Automóvil / Consejos para elegir el coche eléctrico adecuado
Cómo elegir correctamente coche eléctrico

Consejos para elegir el coche eléctrico adecuado

El mercado del coche eléctrico no para de crecer. Aunque en España no es, aún, la opción mayoritaria, su cuota de mercado se ha incrementado notablemente en los últimos años. Su mayor respeto hacia el medio ambiente, su economía de uso frente al coche tradicional y las restricciones a la circulación de los coches con motores de combustión son solo algunos de los criterios que han llevado a este tipo de vehículos a un mayor reconocimiento social.

Saber elegir correctamente qué coche eléctrico adquirir resulta muy importante para maximizar la rentabilidad de la inversión que se va a llevar a cabo. Por ello, hay que tener en cuenta seis criterios distintos.

Elegir coche eléctrico

Autonomía

Resulta, sin duda, de una de las claves más importantes. En los últimos años se ha pasado de poder elegir modelos que apenas podían recorrer 100 km en modo eléctrico a opciones como las ofrecidas por Tesla, con autonomías cercanas a los 600 km.

Pero un coche eléctrico con una autonomía más grande no implica necesariamente mayor conveniencia debido al aumento en su precio, por lo que es importante valorar exactamente el uso que se va a hacer de él. Si se van a llevar a cabo recorridos eminentemente urbanos, no es necesario buscar una alternativa que supere los 300 km de autonomía declarada -unos 200 km reales-. Por el contrario, para usos más intensivos, resulta interesante recurrir a vehículos de mayor autonomía, o alternativas que cuenten con un generador adicional -el BMW i3 REX puede contar con un pequeño motor a gasolina que sirve únicamente para ganar autonomía eléctrica en caso de necesidad-.

Punto de recarga

Independientemente de la autonomía del coche elegido, lo que resulta evidente es que su comprador va a necesitar ponerlo a cargar. Aunque cada vez es más frecuente encontrar puntos de recarga en centros comerciales, hoteles o centros de oficinas, no hay que olvidar la necesidad de recargar las baterías del coche también en casa.

En este sentido, existen alternativas desde los 750 euros para poder adquirir un punto de recarga domiciliario que poder utilizar cuando sea necesario. Resulta importante, eso sí, dejarse asesorar por la compañía eléctrica con la que se haya contratado el suministro eléctrico del domicilio para conocer cuál es la mejor alternativa.

Tipos de conector

Tipo de conector coche eléctrico

No cabe duda de que el coche eléctrico aún cuenta con retos importantes como la homogeneización y estandarización de los conectores de carga, en definitiva, de los enchufes que se van a utilizar para poder cargarlos. La mayoría de los coches cuentan, en este sentido, con un conector de tipo Mennekes -conocido también como cable de tipo 2, el estándar en los coches eléctricos europeos-.

Sin embargo, también es posible encontrar alternativas con un conector Yazaki de cinco pines, de tipo 1, que puede utilizarse en una toma de tipo Mennekes gracias a adaptadores específicos. También hay conectores de carga rápida, conocidos como CHAdeMO, como el que incluyen tanto la primera como la segunda generación del Nissan Leaf.

Consumo

Realmente, el consumo de un coche eléctrico tiene poco que ver con el de los coches con motor de combustión. Los coches eléctricos consumen energía de manera variable en función de las circunstancias, como por ejemplo, la presencia de viento, cuestas, equipaje, pasajeros, etc.

Por poner un ejemplo, el consumo de un Volkswagen e-Golf ronda los 13 kWh por cada 100 km, lo que supondría un coste aproximado de 1m5 euros por cada 100 km si se tiene en cuenta el precio del kWh en España a un precio de 0,125 euros aproximadamente. No hay que olvidar que el consumo de electricidad va ligado a la capacidad de su batería, que en condiciones reales de circulación desciende considerablemente.

Uso

La utilización que se vaya a llevar a cabo del coche eléctrico también es fundamental a la hora de elegir qué modelo es el más conveniente. A diferencia de los modelos de Tesla, el resto de opciones se caracterizan por su vocación urbana.

Sin tener en cuenta la autonomía real, es necesario tener en cuenta el tipo de conducción, de las condiciones del trayecto, de la carga que vaya a llevar el vehículo, o incluso la temperatura ambiental -en condiciones de frío, la autonomía de los vehículos eléctricos disminuye notablemente-.

Alternativa híbrida

Coche híbrido eléctrico

También existe la alternativa de elegir un modelo híbrido, que combina un motor eléctrico y uno de combustión interna, aunque dependiendo del tipo de hibridación, puede ofrecer mayor autonomía en modo eléctrico. Así, los híbridos convencionales cuentan con autonomías limitadas, mientras que las versiones enchufables pueden llegar a ofrecer cerca de 60 km de circulación en modo eléctrico. Su precio, más reducido que el de los vehículos eléctricos puros, es uno de los puntos a su favor.

Te puede interesar

Qué tipos de matrículas especiales existen: llegan las placas azules

El pasado 31 de julio, el BOE publicó una Orden Ministerial en la que obliga …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies