Inicio / Reportajes / Automóvil / Cómo acertar en la compra de autocaravanas de segunda mano
Compra autocaravanas

Cómo acertar en la compra de autocaravanas de segunda mano

A lo largo de los últimos años se ha producido una auténtica explosión en lo que a uso de autocaravanas se refiere. Y especialmente, tras la pandemia, las ventas de modelos de segunda mano se han disparado. Pero acertar en su compra no siempre es fácil. 

A la hora de plantearse una compra de este calibre, es importante empezar por tener claro que no todos los modelos son iguales, ni cuentan con el mismo equipamiento, ni responden, por tanto, a las mismas necesidades de sus posibles usuarios.  

En este sentido, antes de plantearse una opción de compra real, es imprescindible analizar con detalle factores como cuánto espacio interior se requiere, en función del número de personas que vayan a viajar en ella, el equipamiento que se necesita para viajar con comodidad, o cuál es el presupuesto real con el que se cuenta. 

¿Camper o autocaravanas? 

Autocaravanas

Aunque el concepto en el que se basan es similar, lo cierto es que las autocaravanas y los modelos camper son radicalmente distintos. Las primeras se construyen directamente sobre el chasis de un vehículo, utilizando una carrocería habitualmente elaborada en fibra de vidrio, y cuentan con una anchura ligeramente mayor a la de una furgoneta. Estos vehículos suelen incluir en su interior elementos como una cocina, un baño más o menos completo e incluso ducha. 

En el caso de las camper, para su diseño se utiliza directamente la base de una furgoneta, sin modificar en ningún momento sus dimensiones o su estructura exterior. En este caso, simplemente se lleva a cabo una modificación de su interior, prescindiendo habitualmente de las plazas traseras, para habilitar una zona en la que colocar un colchón y convertir esa zona del vehículo en un dormitorio con ruedas

Una vez vistas estas diferencias estructurales, es el momento de valorar el uso que se va a hacer del vehículo. Si este va a ser esporádico, para llevar a cabo trayectos cortos, o si el vehículo se va a utilizar únicamente para dormir una o dos personas, un modelo camper puede ser una opción acertada. Si, por el contrario, se desea utilizar para trayectos más largos, o si se requiere un equipamiento más completo para cubrir las necesidades familiares sin necesidad de recurrir a un hotel -baño, ducha o cocina, por ejemplo-, la mejor elección pasa por las autocaravanas

Sin embargo, no hay que perder de vista el peso del vehículo como factor decisivo. Aunque tanto las autocaravanas como los modelos camper pueden conducirse con el carnet B, los modelos de mayor tamaño requieren del permiso C, ya que su masa máxima autorizada excederá con toda probabilidad los 3.500 kg

¿Qué revisar antes de decidirse por un modelo de segunda mano? 

Autocaravanas

Al igual que ocurre con un coche de segunda mano, es importante llevar a cabo un chequeo completo para comprobar que todo en el vehículo funciona adecuadamente, para evitar así averías inesperadas. En este sentido, siempre se deben realizar comprobaciones básicas. 

  • Documentación. Se debe comprobar que todos los documentos asociados al vehículo están en regla. Esto es, desde el permiso de circulación a la ficha técnica. 
  • Kilometraje. Se debe revisar la primera fecha de matriculación del vehículo y el número de kilómetros que se han llevado a cabo. Al tratarse de vehículos concebidos para viajes más largos de lo habitual, los modelos más recomendables serán aquellos que hayan circulado menos kilómetros en su vida útil. 
  • Motor y neumáticos. Al igual que con cualquier otro vehículo, es necesario revisar con detenimiento el historial de mantenimiento de las autocaravanas o camper que se valoren para comprobar si el anterior propietario se ha preocupado por su correcto estado mecánico. De la misma forma, se debe comprobar minuciosamente el estado de los neumáticos y su desgaste. 
  • Estado exterior. En su carrocería no se deben apreciar superficies irregulares ni daños de consideración en los paragolpes. De ser así, es posible que el vehículo haya sufrido algún accidente que pueda hacer que esconda daños estructurales. 
  • Estado interior. Si el vehículo elegido está destinado a convertirse en una segunda casa, es trascendental que todos los accesorios funcionen como deben para evitar costosas reparaciones a posteriori. Además, se debe prestar especial atención a las zonas húmedas del vehículo, esto es, la cocina y los baños, que no deben presentar enmohecimientos o cercos húmedos, que podrían conllevar fallos en el mantenimiento o en el aislamiento, lo que a corto y medio plazo puede suponer un importante problema. 

Te puede interesar

Coche de segunda mano

Qué tener en cuenta antes de comprar un coche de segunda mano

Comprar un coche de segunda mano no siempre es algo sencillo. En este proceso hay …