Inicio / Noticias / Cómo lograr una conducción eficiente con un híbrido
Conducción eficiente con híbrido

Cómo lograr una conducción eficiente con un híbrido

La conducción eficiente tiene como objetivo conseguir un bajo consumo de carburante, reducir la contaminación, obtener un mayor confort y disminuir los riesgos en carretera. Y para ello, desde ALD Automotive enumeramos una serie de recomendaciones que se deben poner en práctica.

Una conducción eficiente supone mucho más que el ahorro de combustible, se trata de beneficios que se ven potenciados con la utilización de un vehículo híbrido. Y no solo entra en juego la tecnología que presentan los coches, sino también las buenas prácticas de los conductores. 

Según la DGT, la conducción eficiente es un modo de conducir el vehículo que tiene como objetivo lograr un bajo consumo de carburante, a la vez que reducir la contaminación ambiental. A su vez se obtiene un mayor confort en la conducción y una disminución en los riesgos en la carretera. Esta conducción se rige por una serie de reglas sencillas y eficaces, que tratan de aprovechar las posibilidades que ofrecen los motores de los coches actuales.

Es por ello que conviene seguir unas pautas para realizar una conducción eficiente con un híbrido:

  • Arranque y aceleración. Al poner en marcha el vehículo, se activa el motor eléctrico y, así, se podrán recorrer los primeros metros sin consumo y sin emisiones. Iniciar el recorrido de forma suave y sin revolucionar el sistema híbrido impedirá un derroche de energía. Mantener una velocidad constante hace que el motor reduzca su exigencia y se evita que el sistema tenga que ofrecer potencia extra.
  • Modo ECO y freno motor. Al levantar el pie del acelerador se consigue retener el vehículo sin necesidad de pisar el freno. Las levas del volante permiten elegir varios niveles de retención para recargar más energía; lo que se conoce como frenada regenerativa. El modo ECO posibilita que el motor de combustión entre en funcionamiento con menos frecuencia y cuando las baterías alcancen el nivel de carga suficiente, se circulará sin emitir emisiones.
  • Neumáticos adecuados. Para reducir la potencia que necesita el vehículo para circular, es imprescindible utilizar neumáticos de baja resistencia a la rodadura o presión alta, que permiten reducir el consumo y las emisiones. 
  • Equipo de climatización. Una temperatura suave mejora el rendimiento del coche, ya que si se disponen temperaturas extremas, el climatizador provocará que el motor térmico funcione más tiempo. Y es que el aire acondicionado es otro de los elementos con mayor incidencia en el consumo del combustible.
  • Actuación ante pendientes, descensos o paradas. Ante una subida pronunciada, es mejor acelerar de forma intensa, pero breve, y en una bajada, activar el freno motor para no abusar de los frenos, además de mantener la marcha D para poder regenerar las baterías. Si se detiene el vehículo, evitar poner la palanca de cambios en la posición neutra ya que de lo contrario, el sistema de regeneración de energía dejaría de funcionar y la batería del coche se estaría descargando lentamente.

Te puede interesar

España, entre los mejores países para disfrutar del automóvil

España, entre los mejores países del mundo para disfrutar del automóvil

España se sitúa entre los mejores países del mundo para disfrutar del automóvil. Así lo …