Inicio / Reportajes / Automóvil / Los cinco coches eléctricos que menos consumen del mercado
Fiat 500 coche electrico

Los cinco coches eléctricos que menos consumen del mercado

La mayoría de los conductores suelen fijarse en la autonomía a la hora de elegir un eléctrico. Pero en este tipo de coches, el consumo es igual de importante.

¿Te imaginas conduciendo un coche eléctrico con menos de 100 kilómetros de autonomía? Desde luego, no es un escenario idóneo y, llegados a ese punto, un bajo consumo poco puede ser la diferencia entre llegar o no al próximo punto de recarga. Por eso, hemos elaborado una lista con los vehículos de este tipo a la venta en España que menos gastan.

Fiat 500e Cabrio: 13 kWh cada 100 kilómetros

Fiat 500e coche electrico

Es el coche eléctrico con menor consumo homologado del mercado. Gracias a ello, su mecánica de 95 CV es capaz de recorrer 190 kilómetros con la energía almacenada en su batería de 21,3 kWh.

Hyundai Ioniq Eléctrico: 13,8 kWh cada 100 kilómetros

Hyundai Ioniq coche eléctrico

No hay un modelo eléctrico que ofrezca una mejor relación entre autonomía, potencia y consumo. De hecho, este compacto de 4,47 metros, 136 CV y 38,3 kWh de batería, homologa un consumo medio, de 13,8 kWh propio de coches mucho más pequeños.

Dacia Spring: 13,9 kWh cada 100 kilómetros

Dacia Spring coche eléctrico

Tiene un diseño atractivo y, además, es el coche eléctrico más barato del mercado. Pero las virtudes del Dacia Spring no acaban ahí, ya que su batería de 27,4 kWh combinada con un consumo de 13,9 kWh le permiten ofrecer 230 kilómetros de autonomía. Eso sí, sus 45 CV le circunscriben a entornos urbanos.

Hyundai Kona Eléctrico: 14,3 kWh cada 100 kilómetros

Todo lo dicho del Ioniq es trasladable al Hyundai Kona de 136 CV, al compararlo con el resto de SUV urbanos eléctricos. De hecho, su batería de 39,2 kWh le permite superar la barrera de los 300 kilómetros de autonomía (305 kilómetros en total), gracias a un consumo de tan solo 14,3 kWh.

Mini Cooper SE: 15,2 kWh cada 100 kilómetros

Este Mini es el ejemplo de que un coche eléctrico puede tener un enfoque deportivo y, a la vez, consumir poco. De hecho, su rapidísima mecánica eléctrica de 184 CV solo consume 15,2 kWh cada 100 kilómetros. Gracias a ello, la batería de 28,9 kWh puede recorrer 234 kilómetros sin recargar.

Te puede interesar

baterías toyota electrico

Toyota invertirá 5,600 millones de dólares en construir baterías

Toyota ha anunciado una inversión de 5.600 millones de euros para incrementar la producción de …