Inicio / Curiosidades / Mecánica / Cinco síntomas que indican que la batería del coche va a fallar
batería-del-coche

Cinco síntomas que indican que la batería del coche va a fallar

La batería es la parte del vehículo que se encarga de almacenar la energía para que funcionen elementos como el motor de arranque, las luces o la radio. Este componente, como ocurre con cualquier otra pieza mecánica del coche, tiene un determinado tiempo de vida y, cuando ésta se acerca a su fin, se empiezan a observar determinados fallos y problemas que serán simples y fáciles de notar, especialmente si el vehículo se utiliza con regularidad.

Las baterías están diseñadas para tener unos ciclos de carga y descarga. La descarga se produce cuando arrancamos el motor de arranque y, por otro lado, la carga se produce cuando el alternador se pone en marcha y empieza a generar la electricidad que, posteriormente, se va acumulando en la batería. Esos ciclos no son exactos, pero sí podemos tener una estimación de cuál es la duración media de una batería.

¿Cuánto suele durar la batería de un coche?

Normalmente, la garantía de una batería ronda los dos años y su vida normal, con los ciclos de carga y descarga, se aproxima a los cinco años, aunque esto puede variar según el uso que le demos al coche. De esta forma, si un conductor circula mucho en ciudad, el gasto de los ciclos de la batería se hará más rápido que otro que pasa muchas horas en la carretera, y que sólo pone en marcha su coche una vez para arrancarlo hasta su punto de destino. En el caso del conductor que va por la ciudad, seguramente tendrá que arrancar el coche varias veces si lo aparca para ir a hacer recados, por ejemplo.

También hay que tener en cuenta que la batería de origen, la que nos viene cuando compramos un coche nuevo, normalmente durará más que las siguientes baterías que compremos a lo largo de la vida del vehículo. El coche irá cargando peor con el uso y, por ende, su consumo de energía irá subiendo.

¿Cómo comprobar el estado de una batería?

Una batería en reposo debe tener un voltaje mínimo de 12,5 V y, si la cifra de voltaje baja, es una señal inequívoca de que la batería puede empezar a fallar. En cuanto a los coches híbridos y eléctricos, cabe recalcar que también poseen una batería de 12 V para alimentar diversos sistemas y, al igual que ocurre en un vehículo de combustión, tiene una durabilidad determinada.

Para comprobar con exactitud el estado de una batería, se deberá hacer uso de un polímetro. Mediante este elemento, se selecciona la función de medir tensión (V) y, posteriormente, se conecta los pines a los bornes de la batería con el motor apagado. La lectura debería de ser de unos 13,3 voltios y nunca menor de 12,4 voltios. Con el motor en marcha, debería mantener esa medición o incluso superarla (en caso contrario, el alternador no estaría haciendo su función).

Señales de una batería a punto de morir

Existen determinados síntomas que alertan sobre fallos en la batería del coche y, en muchas ocasiones, los conductores no siempre saben interpretarlas adecuadamente, o no se percatan de las mismas. Por ello, es importante conocer las señales que indican que una batería está próxima a agotarse, con el fin de no sufrir imprevistos o problemas más importantes:

  • Problemas de arranque del motor

El primer y más obvio síntoma de que la batería se ha acabado es que el coche no arranca, aunque también puede ser una descarga ocasionada por algún otro problema que tendrías que valorar. Antes de ese fallo, el coche podría haber dejado algunas pistas en forma de arranques tardíos, costosos o con ruidos extraños, así como con anomalías en el funcionamiento del Start & Stop; ese sistema que de forma automática apaga el motor y lo vuelve a encender en semáforos y en paradas.

Por ello, para evitar pasar por el problema de encontrarte con un vehículo que no arranca, será necesario evaluar la edad de la batería y la posibilidad de que haya llegado el momento de solicitar su sustitución en el taller.

  • Limpiaparabrisas

El sistema de limpiaparabrisas también depende directamente del suministro eléctrico del coche, por lo que sus fallos pueden vincularse con acierto a posibles problemas en la batería. Cuando éstos no se han utilizado durante un tiempo, se aconseja comprobar su uso en diferentes modalidades y/ o velocidades, ya que un retardo en la velocidad, acelerones o parones en el movimiento continuo del limpiaparabrisas pueden hacer pensar en que la batería presenta anomalías.

  • Sistemas de climatización

Todos los sistemas de climatización del coche dependerán del suministro eléctrico del vehículo y, por tanto, de la batería. Por ello, episodios de descontrol de temperatura, cortes repentinos del aire acondicionado o la calefacción pueden reflejar que la batería está fallando. En este punto, pueden existir otros problemas relacionados como la suciedad en filtros o falta de carga en el aire, pero una vez que se descarten esas opciones, el fallo en la batería normalmente será el causante.

  • Problemas con los componentes eléctricos en general

La batería del coche necesita producir energía suficiente para poner en marcha todos los componentes electrónicos. En muchos vehículos, hay otros accesorios como las ventanas eléctricas, los asientos, la radio, las luces del tablero de instrumentos o los faros que requieren ser abastecidos de la energía eléctrica de la batería.

En el caso de que alguno de estos componentes eléctricos empiece a funcionar de manera extraña, es necesario asegurarse, en primer lugar, que no esté relacionado con suciedad en las terminales de la batería. Si éstas están limpias, probablemente sea el momento de reemplazarla. Además, es necesario prestar atención cuando se usa más de un componente a la vez, por ejemplo, si se enciende la radio mientras se utilizan los faros y los faros empiezan a perder potencia, es posible que la batería no trabaje como debería.

Por su parte, cabe recalcar que muchos coches disponen de un testigo en el cuadro que se enciende cuando la energía de la batería no es la suficiente, aunque también éste puede encenderse porque el alternador no funcione correctamente.

  • Batería hinchada y olores extraños

Cuando una batería se expone a excesivas cantidades de calor o frío, los lados planos de la carcasa pueden hincharse o salirse. El congelamiento y la hinchazón debido al calor excesivo pueden suponer la muerte eléctrica de la batería, sin opción a ser recuperada y, por tanto, debiendo ser reemplazada.

Cuando una batería ha estado congelada, sobrecargada o ha hecho cortocircuito internamente puede empezar a ventilar un gas que provoque olores extraños en el vehículo.

En este caso, se debe inspeccionar la batería lo más pronto posible, ya que el ácido sulfúrico puede causar corrosión a otras partes del motor.

En cualquier caso, se aconseja realizar una inspección visual a la batería, con el fin de comprobar si la misma presenta daños visibles en la propia pieza o a su alrededor, óxidos o signos de corrosión, así como cables dañados o envejecidos.

Te puede interesar

Salón-de-París-2022

Las principales novedades del Salón de París 2022

Tras cuatro años de ausencia, la Feria del Automóvil de París abrió sus puertas el …