Inicio / Reportajes / Automóvil / Carga bidireccional, ¿usar tu vehículo eléctrico como batería para tu casa?
Vehículo eléctrico carga bidireccional

Carga bidireccional, ¿usar tu vehículo eléctrico como batería para tu casa?

Cada vez más vehículos eléctricos anuncian la posibilidad de la llamada carga bidireccional, es decir, permiten devolver la electricidad de sus baterías a la casa o a la red eléctrica en momentos de necesidad. Te contamos cómo funciona.

¿Qué tienen en común Nissan Leaf, Nissan e-NV200, Mitsubishi Outlander, Volvo EX90, Mitsubishi Eclipse Cross, Kia EV6, Hyundai Ioniq 5, y algunos ID. del grupo Volkswagen? Todos ellos permiten la carga bidireccional. Son vehículos eléctricos que incorporan una tecnología que les permite devolver a la red la carga de sus baterías.

Y es que el auge del vehículo eléctrico plantea un aumento importante de la demanda que nos hace preguntarnos si hay energía eléctrica para todos. Hablamos de energía eléctrica verde, obtenida de fuentes limpias, no la obtenida de quemar carbón, por ejemplo. Porque no debemos olvidar las limitaciones que tienen las energías renovables, como la eólica y la fotovoltaica, ya que todavía dependen mucho de las condiciones climáticas y obviamente de la luz.

Muchos usuarios están instalando en sus hogares placas solares que durante el día generan exceso de electricidad para alimentar el hogar pero no cuentan con baterías para almacenarla y ser empleada en horas nocturnas. Realmente, todavía el precio de los generadores es elevado y muchas veces no se añade. Es cuando entra en juego la carga bidireccional del vehículo eléctrico, que permite devolver la energía en horas de alta demanda en que las placas solares no estén generando electricidad.

Así funciona la carga bidireccional

Pero, ¿Cómo funciona? Para poder llevar a cabo la carga bidireccional, coche y cargador de pared deben permitirlo. Así, si el vehículo eléctrico cuenta con esta tecnología podría devolver parte de la carga a la red cuando le sea requerido a través del cargador de pared o wallbox que haría el proceso inverso a la carga. Es decir, mientras cuando cargamos un vehículo, la Corriente Alterna (CA) de la red pasa a Corriente Continua (CC) para almacenarse en la batería -ya sea por el convertidor del vehículo o del cargador-, estos wallbox que permiten la carga bidireccional, hacen el proceso inverso, convierten la CC en CA para poder utilizarse en la red.

Hablamos de V2G, Vehicle to Grid, si esta electricidad se vuelca a la red, algo que podría suponer un ingreso de dinero extra para los propietarios de estos vehículos. Nos referimos a la V2H, por su parte, Vehicle to Home, si la energía sirve para alimentar las necesidades de la casa. Esto  permitiría usar el exceso de la energía recogida durante el día en horas nocturnas. La tecnología permite, por ejemplo, determinar el límite de kWh que deseamos mantener en la batería de nuestro vehículo en función de nuestras necesidades de uso. Y llamamos V2L, vehicle to loading, cuando esa energía sirve para alimentar otros vehículos eléctricos como, por ejemplo, bicicletas.

Algunos condicionantes de la carga bidireccional

Aunque todo esto suena muy bien, existen algunos condicionantes para que la carga bidireccional se extienda.  Por un lado, son pocos los vehículos que cuentan con este sistema de carga bidireccional y por supuesto equipar esta tecnología requiere un mayor desembolso. Generalmente son la marcas asiáticas, japonesas, sobre todo Nissan, y coreanas las que más avanzadas van.

Por otro, la carga bidireccional requiere un cargador especial que posibilite ese intercambio de energía. Este cargador de pared más complejo tiene un precio bastante más elevado que un cargador convencional,  más del doble o del triple. Y tampoco hay muchos que lo ofrezcan. Actualmente, el fabricante español Wallbox cuenta con el Qasar  que permite la recarga bidireccional con el conector CHAdeMo, sistema que suelen llevar los coches japoneses.

Pero tampoco debemos olvidar el impacto que la carga bidireccional puede tener sobre la batería del vehículo. La carga y descarga frecuentes puede tener un impacto determinante en la duración de la misma. Están diseñadas para un número de cargas determinadas, un uso demasiado continuo podría redundar en la vida de la misma.

Te puede interesar

Por qué los coches chinos son más baratos. Razones de peso

Los fabricantes de vehículos chinos están pisando el acelerador a la hora de ofrecer modelos …