Inicio / Noticias / Balizas conectadas V16: la nueva señal de emergencia que mejora la seguridad vial
V-16

Balizas conectadas V16: la nueva señal de emergencia que mejora la seguridad vial

Conduciendo durante una noche de invierno es común ver algún que otro coche parado en el arcén de la carretera con su conductor merodeando con un chaleco reflectante mientras coloca los triángulos de emergencia y habla por teléfono. Esta situación es todo un peligro ya que, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en el último año más de 3 de cada 10 fallecidos en vías rápidas se registraron cuando se habían bajado del vehículo. Sin embargo, la era de la movilidad 3.0 ha llegado a España y, con ella, todos estos riesgos en caso de avería en carretera van a disminuir de forma progresiva.

Las balizas V16 conectadas, un gran avance para la seguridad en las carreteras

Y es que, sin salir del coche una vez detenido y solo sacando el brazo por la ventanilla, los usuarios que sufran alguna incidencia en la carretera pueden colocar las balizas conectadas V16 en el techo de su automóvil y, de forma automática, la situación se comunica a los demás conductores. Esto es gracias a que la señal de emergencia se conecta con la plataforma de la DGT 3.0 y, a continuación, la aplicación notifica al resto de usuarios de la vía de dónde se encuentra el vehículo a través de los paneles de información, de los navegadores o de las apps de ayuda a la conducción como Google Maps o Waze.

Actualmente, existen tres tipos de señalización en caso de emergencia y llevar al menos una de ella es totalmente obligatorio: los clásicos triángulos de emergencia, las balizas V16 y las balizas V16 conectadas. Las principales diferencias entre las dos señales luminosas V16 son que las balizas conectadas cuentan con tecnología 3.0, disponen de un sistema de geoposicionamiento por GPS y un transmisor de datos por red de telefonía móvil que, siempre y cuando estén activadas, actualiza la localización del vehículo cada 100 segundos en la plataforma de la DGT. Aunque hasta hace poco no estaban disponibles, ya está en el mercado al menos una de estas balizas conectadas; se trata del Help Flash IoT que lanzaron recientemente las empresas Netun Solutions y Vodafone.

Si bien es cierto que las luces de emergencia V16 entraron en vigor en julio de 2021 y que a día de hoy conviven con los triángulos, el 31 de diciembre de 2025 los triángulos de emergencia quedarán atrás y solo serán obligatorias las balizas V16 conectadas y homologadas por la DGT, tal y como se indica en el nuevo Reglamento de Auxilio en Carretera que entró en vigor el 1 de julio de 2021.

¿Cuáles son las ventajas de las señales V16 conectadas?

Todo ello se debe a que estas señales tienen múltiples ventajas relacionadas con la mejora de la seguridad vial:

  • Es compacta, ligera y fácil de guardar en la guantera.
  • Su uso es sencillo puesto que únicamente se tiene que colocar en el techo del coche y no se tiene que medir la distancia de colocación como sí ocurre con los triángulos.
  • El conductor no tiene que salir del habitáculo del vehículo y transitar por la carretera en caso de avería, por tanto, no corre riesgos innecesarios.
  • Garantiza máxima visibilidad del automóvil a, como mínimo, un kilómetro de distancia y en un campo de 360 grados, lo cual previene al resto de conductores de manera eficaz.
  • Resisten temperaturas entre los -10ºC y los 50 ºC, por lo que no hay que preocuparse ante situaciones meteorológicas adversas.
  • Su color amarillo auto permite identificar rápidamente, a tan solo un golpe de vista, que se trata de una señal de precaución.
  • Conexión a tiempo real que garantiza la anticipación de todos los conductores.
  • No supone un pago extra por la conectividad: de acuerdo a la normativa, el precio de la baliza ya incluye 12 años de conectividad.
  • Utiliza la red de datos móviles con tarjeta SIM incluida en el precio.
  • Son seguras y protegen la privacidad de los usuarios: los datos que se envían a la DGT son totalmente anónimos ya que únicamente se envían los relativos a la ubicación y sólo cuando la baliza está encendida.
  • La geolocalización avisa al resto de usuarios de la vía de donde se encuentra exactamente el coche detenido.
  • Evitan los atascos al mejorar la fluidez del tráfico ya que los conductores ya están al tanto de una incidencia en la carretera por la que van a conducir.
  • Se previenen posibles accidentes como atropellos o colisiones fronto-laterales con el vehículo detenido.
  • Reducen los accidentes de tráfico porque los demás conductores pueden actuar con más prudencia al acercarse a la zona donde está detenido el vehículo.
  • Se pueden utilizar en todo el parque de vehículos actual en circulación.
  • La geolocalización agiliza la gestión de los servicios en caso de accidente: permite que la policía, la ambulancia o la grúa puedan llegar de forma más fácil a la ubicación.

En este sentido, el subdirector de gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT, Jorge Ordás Alonso, corrobora que “se trata de una buena práctica que facilitará tanto la gestión de los siniestros de tráfico como la prevención de los mismos, por lo que se considera que su implantación debería extenderse al resto de estados miembros de la Unión Europea”. Y es que el objetivo principal de esta fusión entre tecnología y movilidad es reducir el número de siniestros viales y, sobre todo, salvar vidas.

Te puede interesar

E-Fuel

E-Fuel, ¿el combustible del futuro?

El carburante sintético se posiciona como una alternativa factible para alcanzar la movilidad sostenible La …