Inicio / Reportajes / Automóvil / Cómo prevenir y afrontar los atascos veraniegos
Atascos veraniegos

Cómo prevenir y afrontar los atascos veraniegos

Aunque ya haya pasado el último fin de semana de agosto, aún faltan unos días para dar por concluida la conocida “Operación Retorno”, coincidiendo con el regreso de aquellos viajeros que apuran hasta los primeros días de septiembre. Es muy probable, en este sentido, que aún se produzcan importantes atascos en carretera, que pueden evitarse siguiendo determinadas pautas.

Este verano ha sido considerado por muchos uno de los más atípicos de la historia. Si el pasado año, coincidiendo con la primera apertura de las comunidades autónomas por la pandemia, se produjo un movimiento limitado en lo que a viajes se refiere, el hecho de que este verano no haya habido ningún tipo de restricción ha hecho que ocho de cada diez viajeros decidiesen desplazarse bien a segundas residencias o a destinos nacionales para sus vacaciones.

Además, según datos del comparador de seguros Acierto.com, cerca del 90% de los veraneantes nacionales han utilizado el coche para desplazarse hasta sus lugares de descanso. Por todo ello, durante todo el verano se han producido importantes atascos en carretera, que podrían haberse solventado de una forma sencilla siguiendo unas determinadas pautas de comportamiento.

  • Conducir por el carril derecho
Atascos veraniegos

Se estima que los carriles de una autovía están diseñados para soportar un tráfico de alrededor de 2.000 vehículos a la hora. Pero los problemas de circulación empiezan cuando se acumulan alrededor de 1.700. Sin embargo, la cantidad de coches que circulan por un carril no es el único desencadenante de las retenciones, sino que la disminución de la velocidad se convierte en un factor aún más relevante.

Así, con cada cambio de carril que se produce, se causa una bajada importante de velocidad. Es por eso que los expertos recomiendan, para evitar ese descenso de velocidad, circular únicamente por el carril derecho y recurrir al izquierdo únicamente para adelantar a otros vehículos, y en todo caso, señalizar convenientemente estos cambios para advertir al resto de usuarios de la vía y permitir, así, que se anticipen a la maniobra evitando frenazos bruscos.

  • Respetar los límites de velocidad y la distancia de seguridad

Circular en todo momento a la velocidad apropiada e indicada en el tramo por el que se circula también resulta muy importante. Esto es, no circular más rápido de lo que se permite, ya que esto puede causar maniobras bruscas que provocan reducciones bruscas de la velocidad. Es importante recordar, también, que el exceso de velocidad es también la causa del 20% de los accidentes con víctimas.

Además, mantener la distancia mínima es fundamental para evitar el conocido “efecto acordeón”. Esto se produce cuando dos vehículos circulan a una distancia de seguridad mínima, y el que circula delante frena ligera o bruscamente. El que circula detrás también frena, produciendo frenadas en cadena.

  • Planificar el trayecto
Atascos veraniegos

Es muy recomendable planificar los viajes y evitar aquellos días y horas en los que se producen más atascos. Por ejemplo, es posible madrugar o esperar al anochecer para no sufrir los mayores atascos del día. Además, si la temperatura es alta, esto permitirá viajar sin un exceso de calor y, en el mejor de los casos, prescindir del aire acondicionado del coche, lo que a su vez revertirá en su consumo de combustible.

Durante el viaje, además, se puede consultar en la radio o a través de apps o de Internet el estado de las carreteras en tiempo real, lo que facilitará la toma rápida de decisiones y, si es necesario, el rediseño de la ruta por la que se circula.

  • Evitar las distracciones

No viajar completamente concentrado en la carretera también es un importante foco de frenazos, de reducciones bruscas de la velocidad y de posteriores accidentes, lo que, a su vez, repercute en la cantidad de atascos que se encuentran. Además, las distracciones son las culpables de más de 300 muertes al año en carretera.

Llevar el equipaje correctamente colocado siempre es clave. Un movimiento inesperado en el habitáculo podría generar todo tipo de distracciones. Se estima, en este sentido, que el 20% de los vehículos llevan equipaje dentro del habitáculo sin cumplir las correspondientes medidas de seguridad.

Te puede interesar

Opel Astra

Así nació el Opel Astra, sucesor del histórico Kadett

Ocupar el lugar que durante décadas ha ocupado un modelo histórico como el Opel Kadett …