Inicio / Noticias / La mitad de los fallecidos en accidente, positivo en alcohol o drogas
Consumo alcohol siniestralidad

La mitad de los fallecidos en accidente, positivo en alcohol o drogas

El consumo de alcohol o estupefacientes continúa siendo uno de los principales problemas de seguridad vial a los que se enfrentan los conductores españoles. Según el Instituto Nacional de Toxicología, un 48,7% de los fallecidos en accidentes de tráfico en 2020 habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, lo que supone un 3,2% más que en 2019.

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), con la colaboración del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, han presentado su memoria anual sobre las muertes en accidentes de tráfico en 2020. Bajo el nombre “Hallazgos toxicológicos en víctimas mortales de accidentes de tráfico”, este estudio se basa en las autopsias realizadas a 597 conductores fallecidos en carretera, además de a 136 peatones muertos en esos siniestros.

En las autopsias realizadas se ha buscado la presencia de alcohol, drogas o psicofármacos, tanto de forma aislada como combinada. Y los resultados no dejan de ser alarmantes: en cerca de la mitad de los casos estudiados, la mitad había consumido sustancias tóxicas, en muchos casos de forma combinada, mientras que, en el caso de peatones fallecidos, el porcentaje disminuía ligeramente hasta el 41,2%.

Aunque durante 2020, los fallecidos en accidentes de tráfico descendieron en un 21%, en parte por la disminución de casi el 25% en la movilidad nacional, los conductores que perdieron la vida después de consumir alcohol o drogas se incrementaron en un 3,2% respecto al año anterior. Algo que no es una tendencia aislada, ya que este porcentaje se ha visto incrementado en un 6,2% a lo largo de la última década.

Por tipo de sustancia, los positivos en alcohol ha crecido, desde 2019, en un 3,1%. En cuanto a las drogas, el porcentaje de fallecidos que había tomado estas sustancias, el 20,1%, no cambia respecto al año 2019, aunque sí crece un 7,6% desde 2010. La cocaína y el cannabis son las drogas más consumidas, con incrementos del 5,7 y del 3,9% respectivamente desde 2016.

Te puede interesar

Informe KPMG

El coche eléctrico podría crear hasta 1,5 nuevos puestos de trabajo en España según KPMG

Según un informe de la consultora KPMG en España, durante los próximos años se podrían …