Inicio / Reportajes / Automóvil / ¿Qué es y cómo funciona el airbag para peatones?
¿Qué es y cómo funciona el airbag para peatones?

¿Qué es y cómo funciona el airbag para peatones?

La cada vez mayor exigencia de seguridad, especialmente en lo que se refiere a los peatones, está llevando a los fabricantes de automóviles a desarrollar grandes novedades en los sistemas de sus vehículos. Uno de ellos es el airbag para peatones.

El principal peligro al que se enfrentan los peatones en el momento del atropello no es solo el propio impacto contra el paragolpes del vehículo, sino también el hecho de que la inercia tiende a impulsar su cuerpo contra la luna delantera, con lo que es habitual que se produzcan graves lesiones en la cabeza por el impacto que se ocasiona.

En 2009, el laboratorio EuroNCAP decidió incorporar en sus pruebas la protección a peatones. Entonces, marcas como Citroën, en su C6, decidieron incorporar los primeros dispositivos de protección activa para los peatones. En este caso concreto, se trataba de un capó que se elevaba en caso de colisión gracias a unos captadores de golpe electrónicos que se colocaban en el travesaño delantero, que detectaban cualquier impacto en cuestión de milisegundos.

Más adelante, en el Salón de Ginebra de 2012, Volvo presentaba un primer sistema de airbag para peatones. En un principio, contaba con una serie de sensores que se colocaban en la parte frontal del vehículo, junto a una bolsa que se desplegaba en la zona baja del parabrisas. Ahora, además, cuentan con un radar con cámara que se ubica en el espejo retrovisor interior.

¿Cómo funciona el airbag para peatones?

Airbag para peatones

Cuando el sistema detecta un atropello, un mecanismo pirotécnico integrado en las bisagras hace que el capó sea liberado en su parte trasera, elevándose aproximadamente diez centímetros, suficientes para que se despliegue la bolsa del airbag al llenarse de gas.

Este airbag cuenta con dos funcionalidades esenciales. En primer lugar, es el que se encarga de elevar el capó para que haya una mayor distancia entre los componentes rígidos del motor y el capó, pero también amortigua el impacto del peatón contra las partes que existen junto al parabrisas. Una vez que se infla, ocupa aproximadamente un tercio de la luna en apenas unas centésimas de segundo.

El sistema de airbag para peatones funciona a una determinada velocidad, en un margen que se sitúa entre los 20 y 50 km por hora, en lo que se estima la velocidad más habitual en circulación urbana, y a la que se estima que se producen más atropellos.

Te puede interesar

Cinco automóviles perfectos para viajar durante la nueva normalidad

Con la llegada del 21 de junio se ha dado paso a la conocida como …

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies