Inicio / Estilo de vida / 5 claves para cuidar la salud mental

5 claves para cuidar la salud mental

Mucho se habla en los últimos tiempos de salud mental, una asignatura pendiente en nuestra sociedad. Los buenos hábitos te ayudarán a conseguirla. Te damos 5 claves para cuidar la salud mental a través de la microbiota.

 

El consumo de psicofármacos se ha incrementado notablemente en los últimos años. Trastornos como la ansiedad o la depresión han ido en aumento tras la pandemia, siendo jóvenes y mujeres los más afectados. Los hábitos de vida saludables son fundamentales para estar bien. Te damos 5 claves para cuidar la salud mental de forma natural.

Pero si hablamos de salud mental, la microbiota tiene mucho que decir. Seguro que has oído eso de que el “intestino es nuestro segundo cerebro”. Lo que sucede en nuestro intestino, influye en el funcionamiento de nuestro cerebro y viceversa, tal y como comentan, las doctoras Sari Arponen y Olalla Otero en SportLife. Cuidar la microbiota es cuidar nuestra salud mental.

 

  1. Alimentación prebiótica y antiinflamatoria.

Una buena salud mental comienza por una adecuada alimentación. La base de la alimentación debe ser la verdura y la fruta, también las legumbres y los frutos secos. Y como fuente prioritaria de proteína animal, pescados y mariscos. Cuidaremos nuestra microbiota con alimentos con fibra, con fermentados tipo kéfir y otros lácteos, y evitando ultraprocesados con azúcares.

Es importante saber lo que se come. Evitar los tóxicos como ciertos aditivos alimentarios y disruptores endocrinos. Es importante reducir el consumo de fármacos que afectan a nuestra microbiota, y también por supuesto de alcohol.

 

  1. Actividad física.

Moverse es otro pilar imprescindible para tener microbiota sana, por un lado, y, por otro, para afrontar la vida diaria con mejor ánimo. El efecto del ejercicio es tanto preventivo como de ayuda en cuadros como la depresión o la ansiedad. Por un lado, nos ayudará a descansar mejor, por otro influye en la fabricación de sustancias antiinflamatorias y un tercer efecto es que regula los niveles de serotonina, la dopamina y las endorfinas.

 

  1. Ritmos circadianos equilibrados

Los ritmos circadianos son los ciclos biológicos que regulan actividades importantes de nuestro organismo. Desde el ritmo de sueño-vigilia hasta algunos procesos que llevan a cabo nuestras células. Están controlados por un gran reloj central en el cerebro y su alteración está relacionado con enfermedades metabólicas, psiquiátricas y neurodegenerativas. Tener buenos hábitos ayuda a lograr este equilibrio.

 

  1. Buena gestión del estrés

El organismo dispone de mecanismos para hacer frente al estrés, sin embargo el problema viene cuando este se cronifica. El estrés crónico afecta a la estructura y función cerebral, pero también altera la fisiología intestinal e, incluso, impacta sobre la microbiota. Genera un estado de inflamación crónica que tiene consecuencias en la salud cerebral.  

 

  1. Relaciones sociales necesarias

Las relaciones sociales tienen un impacto positivo en la salud física y mental. Hablamos de relaciones sociales cara a cara, no a través de pantallas. En determinados momentos de la vida como la infancia y la adolescencia son todavía más importantes para el desarrollo personal.

Un factor añadido de las relaciones sociales es la posibilidad de incrementar la diversidad de nuestra microbiota. Esto le dará mayor capacidad de resistir perturbaciones.

Te puede interesar

matriculaciones renting españa

Las matriculaciones de renting crecen un 17%

Según la Asociación Española de Renting, el peso del renting en el total de matriculaciones …