Publicado el: 14 febrero de 2017

Vehículos adaptados, una solución global a las necesidades de los clientes del renting

Los vehículos adaptados en el rentingYa han pasado más de treinta años desde la introducción del renting en nuestro país. Esta opción de alquiler a largo plazo se desarrolló para dar respuesta a las necesidades de movilidad de las compañías españolas, con independencia de su área de negocio y tamaño. Para muchas empresas, los vehículos se convierten en la herramienta de trabajo más importante, pues facilitan los desplazamientos de sus trabajadores y en consecuencia el desarrollo de sus funciones como en el caso de los empleados de las empresas químicas, farmaceúticas, transporte, comunicaciones o alimentación, entre otros sectores. Sin embargo, las exigencias difieren de una entidad a otra debido a su actividad. Por eso, ALD Automotive no sólo se ajusta a estos requerimientos sino que incluso adapta el vehículo para sus clientes en caso de que así lo necesiten.

Realizar un estudio de las necesidades concretas del usuario es clave para poner a su disposición una prestación totalmente adaptada a sus exigencias, pero además, en el renting no pueden faltar las gestiones de orientación y asesoramiento para garantizar la eficacia y utilidad del servicio. Gracias a la combinación de estas acciones, los clientes de ALD Automotive no sólo obtienen el uso y disfrute de un vehículo de renting, sino también garantías y tranquilidad, pues nosotros nos encargamos de los trámites y servicios asociados al uso del propio coche, durante un período de tiempo establecido y con un límite de kilómetros acordados previamente.

Pero, ¿qué sucede con los usuarios que requieren el uso de vehículos adaptados? La respuesta es la misma. El renting conoce sus necesidades gracias al trabajo diario de sus profesionales, que dedican tiempo y esfuerzo en cada uno de ellos, en conocerle, asesorarle y ayudarle a resolver cualquier consulta. De esta manera, transformar el vehículo se convierte en una gestión sencilla y eficaz, gracias a compañías especializadas en el sector como Rehatrans, que, desde principios de los 90, trabaja para ofrecer soluciones globales a las necesidades de estos usuarios.

Residencias, centros de días, geriátricos, centros de salud o asociaciones son algunas de las compañías que requieren este tipo de servicios. Gracias a los vehículos adaptados pueden mejorar la prestación del servicio a los ciudadanos y en consecuencia, llevar a cabo su actividad privada o pública, pero, sobre todo social. La modificación de estos coches consiste en transformaciones sencillas como la instalación de plataformas, rampas de acceso, peldaños o asientos giratorios, entre otro tipo de accesorios. De esta manera, el renting sigue dando respuesta a las necesidades de movilidad empresarial ajustándose a la situación y requerimientos de cada cliente.

La personalización y adaptación de la flota, pero sobre todo, de cada vehículo, resulta clave en la estrategia de negocio. El renting es consciente de ello y por este motivo, cada empresa cuenta con un coche y unas prestaciones propias.