Publicado el: 10 febrero de 2017

Servicio de gestión de flotas en propiedad

pequeLas compañías hoy en día pueden elegir entre contar un un servicio de renting para sus vehículos o contar con una flota de automóviles en propiedad. ALD Automotive, compañía de renting y gestión de flotas del grupo financiero Société Générale, ofrece un servicio íntegro de gestión de flotas para aquellas empresas con vehículos propios, ofreciéndoles la posibilidad de beneficiarse de los mismos servicios de administración y gestión de vehículos que con el servicio de renting tradicional.

Mediante un servicio totalmente personalizado y adaptado a las necesidades del cliente, los vehículos de empresa podrán ser reparados o sometidos a un mantenimiento continuado en la red de talleres de ALD Automotive, pudiendo elegirse dos modalidades de coste:

  • Costes cerrados: las compañías pueden acogerse a esta modalidad si tienen los vehículos recién matriculados e incluye una estabilidad presupuestaria, incluyendo todos los servicios de mantenimiento previamente acordados por un único coste fijo mensual.
  • Costes abiertos: los servicios de gestión de la flota se comunicarán en una factura mensual que agrupará los gastos de mantenimiento que se hayan producido en el mes anterior y hayan sido autorizados previamente por el departamento técnico en base a las instrucciones recibidas previamente del cliente.

Entre los numerosas prestaciones a las que pueden optar las compañías se incluyen los mantenimientos preventivos y correctivos del vehículo, sustitución de neumáticos y reparacin de los mismos, gestión de ITV´s y multas, gestiones de compra, matriculación, asistencia en carretera y vehículo de sustitución en caso de avería.

ALD Automotive, gracias a la gestión de flotas en propiedad, facilita a sus clientes un servicio desarrollado íntegramente por profesionales que permite a las compañías un ahorro importante de tiempo y costes.

Además, la gestión de flotas de ALD Automotive incluye un servicio de gestión del seguro de los vehículos. Gracias a un equipo de profesionales especializados en diversas materias, la compañía puede delegar todas las gestiones y trámites, incluyendo los recobros de la compañía aseguradora, lo que se traduce finalmente en un ahorro de costes y una mayor movilidad para la compañía.