Publicado el: 17 septiembre de 2016

El Salón de París apostará por los restyling y la movilidad eléctrica

El Salón de París apostará por los restyling y la movilidad eléctricaParís volverá a convertirse, entre los próximos días 1 y 16 de octubre, en el centro de atención de la industria automovilística, al acoger una de las citas más importantes del año, el Salón del Automóvil de París.

Esta celebración bianual –se alterna con el Salón de Frankfurt, que tiene lugar en los años impares- servirá para que prácticamente la totalidad de marcas presente a medios acreditados y asistentes sus principales novedades, entre las que destacarán especialmente las renovaciones de modelos ya existentes y la cada vez mayor presencia de modelos eléctricos e híbridos.

Alfa Romeo llevará a la capital francesa su nuevo Stelvio, un SUV que pretende plantar cara al Porsche Macan, y que incorpora el mismo propulsor gasolina V6 de 2.9 litros que ya está presente en el Alfa Romeo Giulia QV. Audi, por su parte, presentará la renovación del Q5, que presentará cambios estéticos y será hasta 100 kg más ligero que la versión precedente.

BMW centrará su atención en el prototipo nuevo X2, una versión coupé del X1, con el que compartirá muchos elementos, y que mostrará un claro espíritu deportivo. Citroën, que juega en casa, llevará el C3 Picasso, un pequeño monovolumen que compartirá gran cantidad de detalles con el C4 Cactus –los bumpers, por ejemplo- y con el C4 Picasso actual.

La coreana Hyundai será una de las firmas más activas en esta ocasión, ya que presentará en sociedad el nuevo i30 que pondrá a la venta el año que viene, y que, como principal novedad, eliminará la carrocería de tres puertas y contará con un sedán de cuatro. También se anunciará la versión deportiva i30N, que contará con un motor turbo de 2 litros y que promete alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

Por su parte, Opel apostará por la movilidad eléctrica con el Ampera-e, el modelo europeo equivalente al Chevrolet Volt, que alcanzará una velocidad de 150 km/h con una autonomía de 320 km. La firma alemana también llevará el nuevo Insignia, más ligero y con un habitáculo más grande.