Publicado el: 16 diciembre de 2014

Reuniones navideñas: precaución al volante

Reuniones navideñas: precaución al volanteA pocos días de la Navidad, las agendas personales cuelgan el cartel de “completo” debido a comidas y cenas con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Estas fechas se caracterizan por reuniones, donde el banquete y el alcohol se convierten en otros invitados más.

La compañía de renting y gestión de flotas del grupo Société Générale, ALD Automotive, a través de su Escuela de Conducción, pretende concienciar a los conductores sobre la importancia de la seguridad vial en esta época navideña. Para ello, ha incorporado las gafas Drunk Busters, que enseñan a los usuarios los efectos del alcohol; en concreto, pueden comprobar cómo se ve con una dosis de 1,2 miligramos de alcohol en vena.

  1. Ruta. Antes de salir de casa, asegúrese de conocer la localización exacta del restaurante. Planificar el recorrido ayudará a la seguridad vial. Se recomienda evitar carreteras secundarias o tramos con riesgo de accidente, donde la visibilidad es inferior.
  2. Estado del vehículo. Es aconsejable verificar los neumáticos, el nivel de combustible y el líquido refrigerante. Estos elementos son sumamente importantes ante las bajas temperaturas y los imprevistos que podemos encontrar en las vías.
  3. Elementos de señalización de emergencia. Los triángulos y el chaleco son obligatorios. No sólo debemos llevarlos, sino que es necesario conocer cómo colocarlos correctamente para que indiquen al resto de conductores de la incidencia.
  4. Estado de las carreteras. Además de comprobar las condiciones del vehículo, se aconseja conocer el estado de las carreteras y el tiempo. La Dirección General de Tráfico es una fuente de información ineludible. Asimismo, debemos de equipar el vehículo con los utensilios adecuados para ello, como la rasqueta para el hielo o las cadenas de nieve.
  5. Somnolencia. En esta época, las comidas son más abundantes y copiosas a las que estamos habituados. La cantidad de alimentos y su valor energético suelen provocar sueño ante el volante. Se aconseja ser prudentes a la hora de comer, ingeriendo sólo la cuantía necesaria. Por otra parte, en esta época son muy habituales los resfriados. Por ello, debemos ser conscientes de que los medicamentos también provocan sueño.
  6. Hidratación. Para evitar la somnolencia, siempre debemos llevar bebidas azucaradas y agua en el vehículo. Ayudan a despejarnos y a centrarnos en la carretera.
  7. Temperatura del vehículo. A la hora de conducir, también debemos prestar atención a los grados del interior del vehículo, pues las altas temperaturas provocan sueño.
  8. Déficit de atención. Durante estas reuniones, el alcohol está presente. Los conductores deben ser conscientes de que la atención al volante se reduce con su consumo. Si bebe, es mejor no conducir.
  9. Alteración de la visión. Además del déficit de atención, el alcohol perjudica en el campo de visión del conductor. Las referencias se ven alteradas y la realidad se modifica. Buscar un conductor que no beba y compartir el viaje es una sabia decisión en estas fechas.
  10. Papel y bolígrafo. En última instancia, si valora que la comida es copiosa y que las condiciones climatólogicas no son adecuadas, aparque el vehículo y haga uso del transporte público. Valorar las ventajas e inconvenientes es imprescindible.

Con estos consejos, ALD Automotive quiere informar a los conductores de la necesidad de ser prudentes ante el volante durante estas fechas. La Navidad es momento de reuniones y por ello, debemos conducir en pro de la seguridad vial.