Publicado el: 11 enero de 2017

El RACE propone nuevas medidas contra la siniestralidad en carretera

El RACE propone nuevas medidas contra la siniestralidad en carreteraTras hacerse oficiales los datos de siniestralidad en las carreteras españolas durante el 2016 con el primer aumento en 13 años del número de fallecidos, el RACE alerta de cierta relajación a la hora de aplicar las medidas necesarias para haber continuado con la progresiva disminución de la pérdida de vidas en las vías españolas y reitera la necesidad urgente de un gran pacto de Estado para revertir esta situación.

En total, 1.160 personas perdieron la vida el año pasado en las carreteras, lo que supone 29 más que en 2015. El RACE cree que el alarmante envejecimiento del parque automovilístico, el estado de las carreteras secundarias y el deterioro de las infraestructuras y la falta de formación en materia de seguridad vial han sido las tres causas principales de estos datos.

La edad media del parque automovilístico español es de 12 años, ocasionando mayores daños a los ocupantes en caso de accidente. Además, si tenemos en cuenta que en las carreteras convencionales se producen más del 75% de los fallecidos, es necesario la renovación de la señalización vertical y mejora del firme, así como la conservación y mantenimiento de los márgenes de las vías.

Por otro lado, el RACE considera ineficaz un plan de actuación centrado únicamente en el carné por puntos, ya que pese a ser una herramienta necesaria y que ha demostrado su utilidad, no es suficiente para reducir la siniestralidad. El motivo es que el carnet, como medida restrictiva única, presupone que los accidentes de tráfico sólo se producen por infracciones de los conductores, algo muy alejado de la realidad del día a día.

Por último, uno de los mayores enemigos de los conductores es la telefonía móvil. El uso de los smartphone mientras conducimos se está convirtiendo en algo natural, siendo ya una de las principales causas de siniestralidad. Por eso, es necesario llevar a cabo una revisión de esta infracción y su retirada de puntos, que actualmente está en 3.

El RACE considera imprescindible la labor que durante estos años ha llevado a cabo la Dirección General de Tráfico en la reducción de las víctimas en carretera, pero demanda un mayor apoyo de las administraciones, asociaciones de conductores, fabricantes, asociaciones de víctimas de tráfico y todos los colectivos implicados, ofreciendo la posibilidad de firmar un gran Pacto de Estado en 2017.