Publicado el: 12 septiembre de 2016

El RACE propone diez medidas para reducir la siniestralidad en carretera

El RACE propone diez medidas para reducir la siniestralidad en carreteraEl Real Automóvil Club de España -RACE- acaba de manifestar la necesidad de un pacto social y político que consiga reducir la siniestralidad en las carreteras españolas. Y es que durante este verano diversos organismos han destacado la disconformidad de las políticas llevadas a cabo con respecto a la seguridad en este sentido, que ha tenido nefastas consecuencias en los meses de julio y agosto: las personas fallecidas en la carretera se han incrementado en veinte comparado con el mismo período del año anterior.

En casi todos los meses del 2016 también se ha experimentado un repunte de los accidentes de tráfico, como en marzo, cuando aumentaron en un 25% con respecto a marzo de 2015. Una de las principales críticas se ha centrado en el vacío de poder reinante tanto en el Gobierno de España como en la DGT, ya que mientras tanto “aumentan las víctimas en la carretera sin que se adopten estrategias y compromisos desde las más altas instituciones”. Por todo ello, el RACE ha propuesto las siguientes medidas:

  • Invertir en infraestructuras: analizar su estado y elaborar un plan para mejorar los puntos negros y los tramos de riesgo.
  • Incentivar el uso de vías más seguras: promover el uso de las autopistas en detrimento de las carreteras convencionales -el 70% de los accidentes mortales se da en éstas-.
  • Elaborar un plan urbano de prevención de accidentes: el 61,6% de los accidentes de tráfico se da en el casco urbano, que cuenta con los usuarios más vulnerables -peatones, ciclistas, etc.-.
  • Renovación del Plan PIVE: incentivar la compra de coches nuevos y seminuevos: son más seguros y contaminan mucho menos.
  • Reducir el IVA en seguridad y mantenimiento: bajar el 21% de IVA en elementos como una sillita infantil o un casco.
  • Aumentar la educación vial: mejorar el temario, los medios y los formadores relacionados con la enseñanza de la seguridad vial.
  • Reducir la siniestralidad de los usuarios más débiles: las víctimas mortales de los vehículos de dos ruedas y peatonales necesitan descender urgentemente.
  • Más concienciación de la sociedad: promover campañas consistentes en la participación ciudadana y de las empresas para divulgar las consecuencias de los comportamientos incívicos al volante.
  • Formación en campos relacionados: impulsar la formación en, por ejemplo, prevención de riesgos laborales, técnicas de conducción o perfeccionamiento.
  • Pacto social para aumentar la seguridad: todos los estamentos -Estado, Congreso, Gobierno, oposición, etc.- deberán implicarse en el ámbito de la seguridad vial.