Publicado el: 17 junio de 2016

La policía alerta sobre el uso de inhibidores en robos de coches

La policía alerta sobre el uso de inhibidores en robos de cochesLa policía autonómica vasca, la Ertzaintza, ha reconocido que en los últimos meses las sustracciones de vehículos utilizando inhibidores de frecuencia han aumentado.

Según este cuerpo policial, estos se producen especialmente en zonas turísticas o aparcamientos públicos, lugares transitados en los que los ladrones pueden actuar pasando desapercibidos. Y es que el método que usan para sustraer los vehículos son inhibidores de frecuencia, evitando que el propietario accione el cierre centralizado con el mando a distancia.

La deducción de estos hechos ha sido motivada por robos sin fuerza: los automóviles no presentaban roturas de elementos como ventanillas o cerraduras. De esta manera, los ´cacos´ evitan llamar la atención, pues no hay nada que indique que se trata de un robo al acceder pacíficamente al interior del vehículo. Del mismo modo, al ser zonas muy pobladas, nadie se percata de algo que, a primera vista, no reviste sospecha alguna.

Para saber que se trataba de este modus operandi ha sido fundamental el testimonio de un vecino bilbaíno, el cual fue testigo desde el balcón de su casa de cómo dos individuos desvalijaban un vehículo. Según éste y la propia Policía, nadie los ha llegado a ver, lo que dificulta el saber si han utilizado un inhibidor de frecuencia o ha sido un descuido. Sea como fuere, en lo que va de 2016 ya se han robado diez automóviles en Bilbao.

En cualquier caso, declaran que se trata de un sistema nuevo, ya que los primeros casos de este tipo se dieron en 2015. Además, también cabe la posibilidad de que el dueño del coche, en un momento de despiste, haya olvidado cerrar el coche. Para combatir esta práctica, la Ertzaintza recomienda interponer una denuncia, aunque lo más importante es comprobar que el vehículo está bien cerrado antes de alejarse de él. En este sentido, también aconseja no dejar artículos u objetos a la vista encima de los asientos.