Publicado el: 27 noviembre de 2014

Parquímetros: los más caros y los más baratos de España

Parquímetros: los más caros y los más baratos de EspañaEn 1980 se instalaba por primera vez un parquímetro en Madrid. Dos años más tarde, Granada, Jerez y Segovia se convertían en las siguientes ciudades en contar con zonas de establecimiento regulado. La aplicación de tarifas para la rotación de vehículos es ya una realidad en toda España.

La evolución de los sistemas de control de aparcamiento ha sido continuada. Madrid ha incorporado, recientemente, un nuevo sistema de parquímetros inteligentes, aunque no será la única, ya que se estima que en los próximos tres años estos nuevos modelos serán los más frecuentes en todas las ciudades. Los pasos necesarios para su correcto funcionamiento se resumen en:

1-      Selección de la zona en la que se estaciona: azul, verde, naranja, roja… dependiendo de las que existan en la ciudad.

2-      Introducción de la matrícula del vehículo, confirmando su validez con la opción “Aceptar”.

3-      Elección de la forma de pago: metálico, efectivo, tarjeta de crédito, tarjeta prepago, monedero virtual o mediante una aplicación de Smartphone, si la ciudad tiene habilitada esta opción.

4-      Selección del tiempo de estacionamiento. Los parquímetros no devuelven cambio –excepto en el monedero virtual, que permite almacenar el dinero no gastado para sucesivos usos-.

5-      Pago del estacionamiento, confirmando que todos los datos introducidos anteriormente son válidos y utilizando el método de pago indicado.

Cada ciudad cuenta con distintos criterios a la hora de elegir sus zonas de estacionamiento limitado, las características de cada una y las tarifas a aplicar en cada caso. Existen grandes diferencias entre localidades en lo que a precio se refiere. Estas son las ciudades más baratas y más caras de España.

Las cinco más baratas (en orden alfabético):

–          A CORUÑA (ORA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,30€; 1 h. 0,60€; 2 h.1,30€
ZONA VERDE: Sólo residentes
ZONA NARANJA: 0,4€ / 20 min. -máx.-
Residentes: 18,65€ / anual

–          ALICANTE (ORA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,30€; 1 h. 0,60€; 2 h. 1,80€
ZONA NARANJA: Residentes: 0,30€/día; no residentes: 1,40€/h (1 h máx.)
Residentes: 2 euros por la tarjeta, después pagar zona naranja para residentes.

–          LEÓN (EULSA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,30€; 1 h. 0,80€; 2 h. 1,30€
ZONA NARANJA: 0,8€/h – 2,80€/8h
Residentes: 36,35€ / anual.

–          LOGROÑO (ORA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,35€; 1 h. 0,85€; 90 min. 1,30€ (máx. 90 min.)
ZONA VERDE: 0,85e/h-2,15e/2h (2h máx.)
Residentes: 29,74€ / anual.

–          MÁLAGA (SMASSA)
ZONA AZUL: 0,35€ (máx. 30 min.)
ZONA VERDE: 1,20€/h (máx. 1h)
Residentes: 0,35€/día; 1,35€/semana.

Las cinco más caras (en orden alfabético):

–          BARCELONA (AREA VERDA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,50€ hasta 1,15€ según zona -hay 4-; 1 h. 1,08€ hasta 2,50€ -según zona-; 2 h. 2,20-5€ -según la zona-
ZONA VERDE: No residentes 2,75-3€/h (máx. 2h) Residentes 0€ – 0,20€/día
Residentes: Tarjeta anual 50€

–          BILBAO (OTA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,51€ (15 min. gratis); 1 h. 1,21€; 2 h. 3,10€
ZONA VERDE: Desde 0,51€/30 min. hasta 12,80€/ 5h -máximo-. Para autónomos, pueden estacionar el día entero renovando tickets.
Residentes: Anual: Desde 45,10€ hasta 52,30€; dependiendo de la zona.

–          MADRID (SER)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,55€; 1 h. 1,20€; 2 h. 2,95€ (máx. 8,40€/4h)
ZONA VERDE: 2,35€/h (máx. 2h) o residentes con tarjeta
Residentes: 24,60€ / anual.

–          PAMPLONA (ZEL)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,55€; 1 h. 1,10€; 2 h. 2,2€ (máx. 2h)
ZONA NARANJA: Hasta 2 h precios igual que Zona Azul. Todo el día 4,30e
Residentes: 48,35€ / anual.

–          SAN SEBASTIÁN (OTA)
ZONA AZUL: Por 30 min. 0,90€; 1 h. 1,14€; 2 h. 2,47€ (máx. 5 h)
ZONA VERDE: 0,90€/h – 3,50€/6h
ZONA ROJA: 1,49€/h – 6,17€/5h;
ZONA ESPECIAL: 2,26€/h – 8,16€/5h
Residentes: 53,55€ / anual.

Algunas ciudades de España –Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Pamplona o Mallorca, entre otras- ya permiten que los usuarios que conduzcan un vehículo eléctrico o híbrido no paguen por el estacionamiento regulado. Es una medida pensada para “favorecer la reducción de gases contaminantes producidos por los motores de combustión” -en Madrid hay recargos en el estacionamiento cuanto más contaminante es el vehículo-. Hay otras ciudades como Valencia, A Coruña o Burgos que están estudiando la opción de aplicarlo próximamente y, según parece, se implantará a nivel general en los próximos años.