Publicado el: 17 octubre de 2017

El futuro Mazda 6 será de propulsión trasera

mazda_intMazda prepara una gran sorpresa para la siguiente generación del Mazda 6: estará basado en una plataforma de propulsión trasera.

La firma japonesa Mazda es una marca que sigue sus propias reglas en el mercado. Cuando todos los fabricantes apostaron por el downsizing -reducción de la cilindrada de sus motores en beneficio de la eficiencia energética- y la sobrealimentación, el fabricante nipón se centró en el desarrollo de propulsores atmosféricos de gasolina con una mayor cilindrada y una relación de compresión muy alta que le permitiese consumir poco combustible. ¿El resultado? El downsizing pierde cada vez más fuerza y la apuesta de Mazda ha sido ganadora.

Actualmente se ha sabido que en un futuro podría recuperar el motor rotativo y, además, acabamos de conocer que la siguiente generación del Mazda 6, berlina media que se encuentra en el ecuador de su vida comercial, estará asentada sobre una plataforma de propulsión trasera.

Esto no deja de ser sorprendente teniendo en cuenta que, por ejemplo, BMW, una marca que se ha caracterizado históricamente por sus vehículos de propulsión trasera -amén de por otros aspectos-, se está centrando cada vez más en modelos de tracción delantera debido a las sinergias empresariales y a la reducción de costes.

De esta manera, Mazda vuelve a sentar sus propias bases en el mercado. De hecho, la firma asiática ya estaría trabajando en la que será la cuarta entrega de este modelo, que tendrá una filosofía similar a la del Alfa Romeo Giulia y cuyo principal objetivo será el de hacerse un hueco entre las berlinas premium alemana a cambio de un precio más ajustado que el de éstas. Esta nueva plataforma, que podría estar siendo desarrollada en colaboración con Toyota -aunque este hecho todavía no ha sido confirmado-, también serviría para un hipotético sucesor del Mazda RX 8 -¿quizá una evolución del RX-Vision Concept?-.

En cualquier caso, el anuncio de esta nueva generación no tendrá lugar hasta el año 2020.Eso sí, se espera que debido a las modificaciones estructurales el próximo Mazda 6 también cambie en su aspecto tanto exterior como interior -en donde ofrecería más espacio para los pasajeros, un maletero de mayor tamaño y una calidad de construcción superior-.